Familiares y amigos del accidente en Ruta 2 homenajearon a las víctimas con un abrazo a la escuela de Benavídez

Fue a las 16 horas, y estuvo convocada por la comunidad educativa de la Escuela N°41.

Abrazo Escuela Benavidez
Foto: Rodrigo Néspolo (La Nación)

Familiares de los alumnos que viajaban en el micro de dos pisos que volcó en la Ruta 2, a la altura de la localidad bonaerense de Lezama, se autoconvocaron para realizar esta tarde un “abrazo simbólico” a la Escuela Primara 41 de Tigre, desde donde habían partido en la madrugada de ayer en viaje de egresados.

El encuentro comenzó a las 16 y se extendió durante la tarde en la institución ubicada en Brasil 2100, en la localidad de Benavídez para recordar a Mía y Delfina, dos niñas de 12 años que murieron en la tragedia, en la que también resultaron heridos decenas de niños, del contingente de 43 alumnos y 8 adultos que viajaban junto a los dos choferes.

Una vecina del barrio, Liliana, estaba visiblemente conmovida porque conoce a la gente del colegio y, además, porque sus nietos tienen la misma edad que las dos chicas fallecidas: “Vine a pedir por la recuperación de lo heridos. Estoy muy triste, apenas puedo hablar”.

Velas y flores formaron parte de los homenajes que se hicieron a las dos nenas fallecidas. El silencio se adueñó durante casi una hora de las inmediaciones del establecimiento, donde decenas de padres y chicos se dieron cita pese a la lluvia.

“Esto es un duelo, un dolor muy grande y lo tenemos que sobrellevar porque todavía hay niños internados”, dijo Jeanette Linares, directora de la escuela Vera Peñaloza, y contó que “el lunes, a las 10, vamos a iniciar las clases con jornadas de reflexión con los papás y con las familias” con equipos de psicología, acompañando a los niños y cada familia a transitar este proceso.

“Cada familia que lo desee puede venir a charlar con nosotros, vamos a estar junto con los docentes y equipos acompañando a los niños”, agregó, y detalló que un grupo de docentes acompañaron a las familias en el entierro de Delfina y Mía, que tuvieron lugar en el cementerio municipal de Benavídez.

También agradeció a las familias de sexto grado, “que en todo momento me acompañaron y me siguen acompañando”.

Por último, dirigiéndose a los chicos y a las familias afectadas, Linares pidió que sientan “su abrazo” y “acompañamiento”, y les aseguró que tanto la escuela, los docentes y el municipio están abocados a ofrecerles toda la contención que necesiten.

A 24 horas de ocurrido el hecho, todavía hay 13 chicos internados, y 2 de ellos permanecen en grave estado.

VER MÁS NOTAS SOBRE EL ACCIDENTE DE RUTA 2 ACÁ