Al menos por seis meses, no habrá suspensiones ni despidos en Mondelez

Tras la audiencia realizada en el mediodía de este jueves, así se definió en el marco de una negociación entre la empresa, la Secretaría de Trabajo y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA).

Planta Mondelez Victoria

En el marco de la última audiencia que se realizó con representantes de la empresa Mondelez, de STIA, encabezado por Rodolfo Daer, y la Secretaría de Trabajo de la Nación, se definió durante el mediodía de este jueves que no habrá suspensiones ni despidos en las plantas de General Pacheco (Tigre) y de Victoria (San Fernando), al menos por un periodo de seis meses.

Esto se debe a un consenso logrado entre las partes, a cambio de que a la empresa se la exima del pago del 90% de las cargas sociales, según lo que detalla el acta de acuerdo a la que pudo acceder QUE PASA. Allí, la empresa solicita “se otorgue transitoriamente” este beneficio, en el marco del Proceso Preventivo de Crisis presentado días atrás.

El documento, firmado por los representantes de las tres partes, señala que el sindicato “rechaza toda pretensión empresaria de suspender o despedir al personal” y solicita que “se garantice la normal prestación de tareas de los compañeros trabajadores de los dos establecimientos”, en relación a las plantas de Pacheco y Victoria.

Tanto la exención impositiva, como así también el compromiso de la empresa de no suspender ni despedir trabajadores será entre el 1 de diciembre de 2019 y el 31 de mayo de 2020. “Lo grave es que el Sindicato acepta la situación de crisis que es falsa, y que la extorsión y el chantaje de la empresa puede hacer que una vez terminado este acuerdo tome nuevas medidas en contra de los trabajadores, porque que se comprometa en ese periodo, no quiere decir que en el futuro no intente hacerlo”, sostuvieron a este medio trabajadores de la Agrupación Bordó del STIA, opositora a Daer, quienes hace dos semanas habían denunciado la intención de la empresa de suspender a 500 trabajadores.

“El monto de exención solicitado por la empresa se trata de una millonada que iba al Estado, a jubilaciones, al ANSES, y que ahora se perderá. La empresa se ahorra esa plata a costillas de aportes que son para previsión social”, cuestionaron, y culminaron “siempre es el pueblo el que le paga la fiesta a las grandes multinacionales que falsean sus números para obtener beneficios”.