Conmoción por el asesinato de un comerciante de Escobar

El hecho ocurrió en la localidad de Garín. Los vecinos se movilizaron para pedir justicia, y desde el municipio informaron que todos los sospechosos fueron detenidos.

En la noche del jueves ocurrió un hecho trágico para la comunidad de Garín, cuando tres hombres entraron a robar a un minimercado ubicado en Fructuoso Díaz 950, asesinaron a sangre fría a Carlos Alberto Peker, dueño del local de 62 años, y se dieron a la fuga.

Minutos después del robo, que se produjo cerca de las ocho de la noche, se logró la primera detención en las cercanías del lugar, cuando personal de la comisaría 3° de Escobar identificó a Daniel Hernández, de 18 años, quien respondía a las características aportadas por testigos y circulaba con dinero en efectivo entre sus pertenencias, parte del botín que se llevaron del comercio.

Hasta el momento, esta es la única información precisa sobre detenidos del hecho, ya que desde el municipio emitieron un comunicado en el que afirmaron que en la tarde del viernes 6 se habría logrado detener a Fabián Ríos y a otro sujeto conocido como “Toto”, quienes “habían sido señalados por una testigo de identidad reservada como los individuos que descendieron, en el Barrio Cri Cri, del Peugeot 504 que participó del asalto”.

Sin embargo, fuentes policiales informaron que sólo habría sido atrapado uno de ellos, de 24 años, que sería el autor material del hecho, y que la detención se produjo en horas del lunes 9 de abril en Benavídez, partido de Tigre. La captura, sostienen las fuentes, “se realizó tras un allanamiento en una vivienda ubicada en Alvear al 900 de aquella localidad y estuvo a cargo de efectivos de la comisaría 2° de Escobar”.

El viernes 6 de abril, los vecinos y familiares de Carlos Peker realizaron una movilización en las inmediaciones de donde ocurrió el hecho, que culminó en la comisaría de Garín, pidiendo la aparición de testigos y la detención de los delincuentes que aún permanecían prófugos.

El municipio informó además que hubo contactos con los ministros bonaerenses de Seguridad, Cristian Ritondo, y de Justicia, Gustavo Ferrari, como así también con la fiscal general de Zárate y Campana, Norma Maero, para solicitar “mayor celeridad en las actuaciones y en las causas” y “ampliar la cantidad de fiscales e instructores que actúan en el distrito”. Por otra parte, afirmaron que “funcionarios del municipio permanecen en contacto con la esposa del comerciante para brindarle asistencia y contención a la familia”.