Barrios de Pie presentó en Tigre un nuevo estudio sobre la malnutrición

Se trata del Indicador Barrial de Situación Nutricional (IBSN), que el espacio realiza de manera semestral en distintos barrios vulnerables de la provincia de Buenos Aires.

Este martes, se presentó en Tigre un nuevo informe provincial sobre el IBSN (Indicador Barrial sobre la Situación Nutricional) de niños, niñas y adolescentes que concurren a los comedores, merenderos y espacios comunitarios de Barrios de Pie.

El IBSN se realiza semestralmente y esta a cargo de promotores de Salud del espacio, y del equipo del Instituto de Investigación Social, Política y Ciudadana (ISEPCI).

Del panel formaron parte Laura Lonatti, coordinadora Nacional del área de Salud Colectiva de Barrios de Pie, Juan Manuel Laborde, candidato a intendente por Consenso Federal en Tigre y Delia Miquitan, promotora de salud Tigre.

“El indicador se realizó en 14 provincias y se hizo el estudio con más de 24 mil niños. Pudimos constatar que en el último semestre se incrementó el porcentaje de malnutrición por sobrepeso y obesidad: A nivel nacional, el 43%, en el conurbano un 44,65%, y en Tigre un 42%”, sostuvo Lonatti, en diálogo con QUE PASA.

Además, señaló que esto “es producto de la desidia del Estado, y de la situación económica y social que viven muchas familias de barrios vulnerables” y añadió que “se profundiza cuando hay una situaciones de impacto directo en el bolsillo, como la inflación, la desaparición de las changas, y la imposibilidad de acceder a alimentos ricos en nutrientes”.

“El estudio nos hace plantearnos qué sucede además con los comedores escolares, porque se trata de niños que están escolarizados: cuál es la calidad, cuál es la cantidad y qué valor nutricional tienen los alimentos que están recibiendo”, enfatizó Lonatti.

Por último, sostuvo que las propuestas para poder apalear esta situación “hay que modificar la base y las características de los programas de asistencia alimentaria, planteamos que tiene que haber provisión no sólo de alimentos secos, sino también de alimentos frescos: la carne, los lácteos y las verduras son irreemplazables”.

“Los niños no sólo tienen comprometido su futuro con enfermedades crónicas producto de la malnutrición, sino también su presente, porque esto comienza a pasar, y cada vez más: obesidad, diabetes infantil, problemas de visión, son cosas que ya suceden, y que además llevan a la estigmatización”, culminó.