Bomberos de San Fernando extinguieron nuevos focos de incendios en el delta

Los focos se generaron en el arroyo Manzano de la Barca y el río Barca Grande. En el operativo participaron alrededor de 40 bomberos.

1

En las últimas horas, varios focos de incendio forestales fueron detectados en el delta de San Fernando, más precisamente en la zona de Arroyo Manzano de la Barca, los cuales fueron controlados por la red de contención municipal y los bomberos voluntarios. Los expertos advierten el peligro para la protección de la biodiversidad.

“Agradecemos la eterna voluntad de los Bomberos de San Fernando que siempre están a disposición, no solo para atacar incendios en continente sino también en la reserva de biosfera delta del Paraná. Le pedimos responsabilidad al vecino isleño y recordamos que es una actividad prohibida por ley. Esto se agrava con la drástica situación de crisis hídrica que atraviesa la zona con 350 milímetros por debajo de la lluvia anual promedio, lo que pone en riesgo todo el microsistema ecológico y la propia vida”, explicó el director de Medio Ambiente del Municipio, Gabriel Tato.

En ese sentido, el funcionario remarcó: “Estos hechos son materia de investigación, los últimos focos se sucedieron en una extensión de muy baja densidad poblacional por lo tanto es difícil presumir si fue un incendio intencional, producto de rotación de pastura o de cazadores furtivos”.

Por su parte, el jefe del Cuerpo de Bomberos Voluntarios, Fernando Albanesi, lamentó la situación en el delta y dijo que “ya que se han originado incendios forestales, las copas de los árboles se han quemado y el viento hizo que se propagara muy rápido”. Además, destacó “la cooperación del Municipio que nos consigue las embarcaciones” para poder extinguir el fuego. “En la zona del Delta se dan los incendios más peligrosos para el cuerpo de Bomberos Voluntarios, porque no sabemos con qué nos encontramos por la topografía del terreno”, añadió.

“En los últimos días estuvimos trabajando con Arroyo Manzano de la Barca y Río Barca Grande, hemos concurrido en cuatro oportunidades con un total de 40 bomberos, prácticamente la mitad de la dotación que tenemos en el cuartel. Hace dos días nos volvimos con sudestada, el personal desembarcó de las lanchas con 20 centímetros de agua en el terreno y pudieron extinguir un peligro inminente cerca de la Escuela Nº31. Contamos con equipos forestales portátiles y con las lanchas que el Municipio nos provee. Al momento no se han denunciado más focos de incendios”, detalló.

“Agradecemos a los vecinos que están atentos a estas situaciones y que se comunican con los Bomberos o con el Municipio. La alerta temprana es determinante para tratar de extinguir rápidamente estos focos de incendios que ponen en vilo gran parte del Bajo Delta”, concluyó Gabriel Tato.