Cayeron una policía y dos hombres acusados por el robo de $500 mil de una financiera en San Isidro

Están sospechados de integrar una banda de boqueteros que robó una caja de seguridad en el centro comercial del distrito. El hecho ocurrió el pasado 17 de junio, y es investigado por el fiscal Patricio Ferrari.

boqueteros-mujer-policia-robo-financiera-san-isidro

Dos hombres y una mujer integrante de la Policía Federal Argentina fueron detenidos acusados de integrar una banda de boqueteros que días atrás se robó una caja de seguridad con medio millón de pesos de una financiera de San Isidro. El hecho ocurrió durante la madrugada del feriado del lunes 17 de junio en un local donde funciona la financiera Valores Norte y una oficina de Rapipago, en el pasaje Aldo Garrido 391, a metros de los tribunales.

Según la investigación que lleva adelante el fiscal de San Isidro Patricio Ferrari y efectivos de la comisaría 1° y la Jefatura Departamental Conurbano Norte, el domingo 16 de junio, dos hombres primero habrían roto los candados y logrado ingresar al local de ropa femenina que está situado al lado de la financiera.

“Desde allí trabajaron con total tranquilidad, ya que ese negocio estaba cerrado y no tiene alarma ni cámaras de seguridad. Hicieron el boquete y entraron a la financiera a las 2:40 de la madrugada del feriado”, dijo a Télam una fuente judicial, y sostuvo que los autores del hecho fueron directo a un sector donde había una caja de seguridad en la que entonces se guardaban 490.000 pesos en efectivo del Rapipago. Los ladrones quedaron filmados por una cámara de seguridad llevándose la caja y subiendo a un auto estacionado en la cuadra.

Tras una serie de tareas de inteligencia y análisis de imágenes de las cámaras de seguridad, los pesquisas lograron identificar al auto Fiat Grand Siena usado por la banda y su patente.

Luego de esa investigación, la policía logró interceptar el auto buscado en Avellaneda, y detuvo a su conductor, un joven de 28 años, en cuyo celular habrían encontrado llamadas y mensajes que lo involucraban en forma directa en el hecho y el nombre de otros implicados, motivo por el cual se detuvo a otras dos personas.

En primer lugar, a un hombre de 41 años, atrapado en Dock Sud, con antecedentes, quien, según la investigación, podría ser el coautor del robo boquetero. En su domicilio, según voceros policiales, se secuestraron los handies que se cree usaron la madrugada del hecho para comunicarse y escuchar la frecuencia policial.

El fiscal también decidió dejar aprehendida y acusada de encubrimiento, a la pareja del uruguayo, una mujer policía de 32 años que se desempeña en la División Reclutamiento de la PFA. “En el celular descubrimos mensajes en los que queda claro que estaba al tanto del robo. Además, luego del hecho, su pareja le avisa que estaban yendo a repartir la plata a la casa de su cómplice, y que no había tanto dinero como esperaban”, dijo a Télam uno de los investigadores.

Los tres acusados serán indagados en los tribunales de San Isidro por el fiscal Ferrari, quien les imputa a los hombres el delito de “robo agravado por efracción y por haber sido cometido en poblado y en banda”, y en el caso de la mujer, “encubrimiento agravado”.