Cambio histórico: Modificarán servicios y eliminarán ramales de la línea 60

De 19 rutas que tiene actualmente, pasará a tener sólo 7. Desde la empresa, señalan que se debe a una actualización por la demanda, ya que había trayectos que los usuarios no utilizaban. Cada uno de los recorridos, en la nota.

La histórica línea 60 de colectivos tendrá importantes cambios después de décadas: modificará sus recorridos. Según dispuso el Ministerio de Transporte de la Nación, la empresa Monsa mantendrá 7 de los 19 ramales que administra hoy, y que unen distintos puntos de la región norte con el sur de la Ciudad de Buenos Aires, y solo uno pasará por el barrio porteño de Constitución.

La compañía opera actualmente 19 rutas, que en su mayoría unen los municipios de Zona Norte (Tigre, Escobar, San Isidro, San Fernando, Tigre y Vicente López) con el barrio porteño de Barracas. Cada unidad transporta por día casi 500 pasajeros. Con los cambios, que se comenzarán a implementar paulatinamente en los próximos 60 días, tres ramales serán directamente eliminados, mientras que los restantes serán fusionados para quedar solo siete.

Según el edicto del Ministerio de Transporte publicado esta semana en el Boletín Oficial, de estos nuevos recorridos, cuatro llegarán hasta Escobar, dos hasta Tigre y uno hasta San Isidro. Así, el ramal A, entre San Isidro y Barracas, será el único que continuará pasando por Plaza Constitución, mientras que el G saldrá y terminará en Plaza Italia.

Otros cuatro ramales (C, D, F y G) unirán Barrancas de Belgrano y la terminal de Escobar, aunque variarán los recorridos. La ruta C, por ejemplo, cubrirá el trayecto transitando por la ruta Panamericana. La D, por su parte, pasará por la localidad de Boulogne, en el partido de San Isidro.

La F, en tanto, irá por la denominada ruta provincial N°27, en Tigre, que pasa entre otros lugares por el ingreso de barrios cerrados como Nordelta. Por último, la variante G será un servicio expreso entre Escobar y Plaza Italia.

Dos recorridos cubrirán la ruta Rincón de Milberg, en el partido de Tigre, con Barrancas de Belgrano. El ramal B pasará por Panamericana mientras que el E realizará el trayecto por la avenida Fleming, en el oeste de San Isidro.

Los siete ramales y sus nuevos recorridos de la línea 60:

Ramal A: Barracas – San Isidro

El nuevo ramal A unirá el barrio de Barracas, desde la esquina de Suárez y General Hornos, hasta la localidad de San Isidro. Este recorrido será el único que seguirá pasando por la estación Constitución. Aquellos pasajeros que lleguen desde Escobar tendrán que tomar un segundo transporte para llegar al centro.

Ramal B: Rincón de Milberg (Tigre) – Barracas de Belgrano (por Panamericana)

Ramal C: Terminal de Ómnibus de Escobar – Barracas de Belgrano (Por Panamericana)

Ramal D: Terminal de Ómnibus de Escobar – Barrancas de Belgrano (Por Boulogne Sur Mer)

Ramal E: Rincón de Milberg (Tigre) – Barrancas de Belgrano (por Fleming)

Ramal F: Terminal de Ómnibus de Escobar – Barrancas de Belgrano (por Ruta N°27)

Ramal G: Terminal de Ómnibus de Escobar – Plaza Italia (Palermo)

Desde la empresa, informaron que los detalles de cada uno de los recorridos serán informados en los próximos días a los pasajeros mediante comunicados oficiales.

Marcelo Pasciuto, titular de la empresa Monsa, destacó la importancia de la reestructuración al asegurar que “beneficiará a los choferes que ya no manejarán más de tres horas, y a los pasajeros con mayor frecuencia en el servicio”.

En declaraciones a radio Mitre, explicó que los cambios en las trazas responden a una actualización de los permisos de transporte que tiene más de 50 años. Además, afirmó que de esa manera “se podrá mantener las fuentes de trabajo y que la compañía sea competitiva”.

Por su parte, Néstor Marcolín, delegado sindical de la línea 60 denunció que “el cambio va a ser un perjuicio para los pasajeros que vengan de zona norte porque para llegar a Constitución van a tener que tomar dos colectivos“.

Y además apuntaron que “la empresa está en proceso preventivo de crisis, no nos vamos a quedar con los brazos cruzados porque no queremos despidos en la línea“.