San Isidro: Este domingo culmina el ciclo de música clásica “El Camino del Santo”

La XII edición del ciclo que se realiza durante Semana Santa recorrió distintos espacios emblemáticos con conciertos gratuitos, y tendrá su gran culminación este 21 de abril.

Dos iglesias, el parque de un museo histórico y un patio colonial de ensueño. En todos, música clásica en vivo y a cargo de destacados solistas y grupos de cámara, todo eso pasó desde el miércoles 17 de abril y ahora que culmina Semana Santa, cierra también un clásico de la agenda de cultura de San Isidro, El Camino del Santo, este domingo 21 de abril, con entrada gratuita.

Para el cierre, los acordes volverán a donde comenzó el ciclo, a la Iglesia San José (Diego Palma 215, San Isidro). Será el domingo a las 21, con Estación Buenos Aires, dirigida por Rafael Gíntoli e integrada por dos violines, viola, violoncelllo, contrabajo, laúd y clavecín. Vale destacar que Gíntoli se desempeña como solista en destacadas orquestas del país, Sudamérica y Europa, como la Sinfónica de San Pablo, Ensemble Das Neue Werk de Hamburgo, Orquesta Haydn de Bolzano y Trento, I Giovani Cameristi di Roma y llegó a la sala principal del Teatro Colón de Buenos Aires, al Teatro Massimo de Palermo, el mayor teatro de ópera de Italia, donde fue primer violín concertino, y al Teatro La Fenice de Venecia, entre muchas otras.

En 2018, Estación Buenos Aires realizó una gira para el Mozarteum Argentino junto al pianista estadounidense Ralph Votapek, y participó del Festival Bach en el Centro Cultural Kirchner junto a nuestra Martha Argerich, entre otras actividades. El concierto, Las ocho estaciones, será presentado por Mauro Apicella, periodista del diario La Nación, y reflejará el encuentro en tiempo y espacio entre Antonio Vivaldi y Astor Piazzolla. De las Cuatro estaciones del cura barroco veneciano a las Cuatro estaciones porteñas para violín y cuerdas del bandoneonista marplatense.

El Coro Polifónico Nacional abrió la actividad el pasado miércoles, con la batuta del maestro José María Sciutto, de reconocido prestigio internacional, y un programa que recorrió la Misa en Mi bemol op 109, de Rheinberger y Mirjam’s  Siegesgesang, D.942, de Schubert, a la Missa Brevis, de Bernstein. Luego, el 18, fue el turno del espectáculo infantil El Sapo y La Princesa, un ballet para 3 bailarines sobre esta fábula, con la dirección y coreografía de Yamil Ostrovsky en los jardines del Museo Pueyrredón.

El viernes 19, también tocó el Trío Ginastera, formado por Xavier Inchausti (violín),  José Araujo (violoncello) y Marcelo Balat (piano), mientras que el sábado, en la catedral neogótica de San Isidro en pleno casco histórico de esta ciudad, La Sambuca, bajo la dirección de Hernán Vives, le puso música al mediodía.