Darway: “El virus del dengue aumentará este año y vendrá con variantes”

El secretario de Salud y Desarrollo Humano del Municipio, Martín Darway, dialogó con los medios y explicó cuáles son las medidas preventivas que se toman para el dengue, zika y chikungunya. Recomendaciones y síntomas de las enfermedades.

Foto: El año pasado, se detectó un caso autóctono en el bajo del distrito.

La campaña para la prevención del dengue en Vicente López se realiza desde el mes de julio, y en diferentes etapas, debido a que “seguramente aumentará para este año y además el virus vendrá con variantes”, según explicó Martín Darway, secretario de Salud y Desarrollo Humano del distrito.

En relación a las etapas de trabajo que se desarrolla Vicente López, Darway sostuvo que “se formó un comité de Dengue hace tres años, y se trabaja en la prevención, que es lo que hay que hacer”. Y explicó: “En julio se arranca a trabajar por los colegios y Delegaciones Municipales con la parte de folletería. Durante octubre, noviembre y diciembre se trabaja en el descacharreo. Se hace mucho hincapié en el proceso para tomar las medidas en el tiempo necesario”.

En cuanto al momento de la fumigación, señaló que “no hay que empezar a fumigar ahora, se comienza a fumigar con el primer caso, en radios determinados, cuando el mosquito pone la larva, entre las 5 y 5 y media de la mañana, o entre las 8 y las 8 y media de la noche”. Además, aseguró que “el Municipio que esté fumigando hoy, no es que esté más avanzado, sino que simplemente no está haciendo las cosas correctamente”.

“Lo principal es que el vecino colabore para eliminar todos los criaderos de mosquitos”, dijo el Secretario de Salud de Vicente López, quien informó que “desde el Municipio, siguiendo los requerimientos del Ministerio de Salud de la Nación, recomendamos prevenir la picadura del mosquito” de las siguientes maneras:

  • Colocando mosquiteros en las ventanas y puertas de las viviendas.
  • Usando repelentes sobre la piel expuesta y sobre la ropa con aplicaciones cada 3 horas.
  • Usando mangas largas y pantalones largos si se desarrollan actividades al aire libre.
  • Utilizando espirales o tabletas repelentes en los domicilios.
  • Evitando arrojar recipientes o basura en lugares como patios, terrazas, calles y baldíos, en los que pueda acumularse agua.
  • Manteniendo los patios y jardines desmalezados y destapando los desagües de lluvia de los techos.
  • Eliminando el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas y rellenando huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia.
  • Enterrando o eliminando todo tipo de basura o recipientes inservibles como latas, cáscaras, llantas y demás objetos que puedan almacenar agua.
  • Ordenando los recipientes útiles que puedan acumular agua, poniéndolos boca abajo o colocándoles una tapa.
  • Manteniendo tapados los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua.
  • Eliminando el agua de los platos y portamacetas, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, dentro y fuera de la casa.
  • Manteniendo limpias, cloradas o vacías las piletas de natación fuera de la temporada.
  • Identificando posibles criaderos en los barrios para informar a las autoridades municipales.
  • Colaborando con los municipios durante las tareas de descacharrado o de tratamiento de recipientes con agua y facilitando el trabajo de los trabajadores municipales.

Y por último, dijo: “Es importante que al momento de sospechar sobre los síntomas, se recurra al médico sin automedicarse. Él deberá ser quien decida, luego de los estudios pertinentes, si es un caso concreto de la enfermedad o no”. Los síntomas del dengue que pueden ayudar a prevenir la enfermedad, son:

  • Fiebre alta (sin resfrío)
  • Dolor detrás de los ojos, muscular y de las articulaciones.
  • Náuseas y vómitos.
  • Sangrado de nariz y encías.
  • Erupción en la piel.
Fuente: Mariano Fernández para QuePasa / Ministerio de Salud de la Nación