Continúa sin resolución la causa por los maltratos en el jardín Tribilín

Se postergó sin fecha la realización del juicio oral contra la directora y cuatro docentes y empleadas del jardín de infantes Tribilín, acusadas de malos tratos contra un grupo de niños.

Se postergó sin fecha la realización del juicio oral, las defensas de las cinco imputadas presentaron un recurso para que se aplique la “suspensión del juicio a prueba”.

La directora, cuatro docentes y empleadas del jardín de infantes Tribilín, se encuentran acusadas de malos tratos contra un grupo de niños (ver nota).

Según fuentes judiciales, el debate, que debía comenzar hoy, fue postergado debido a que las defensas de las cinco imputadas presentaron un recurso para que se aplique la “suspensión del juicio a prueba” con el objetivo de evitar una eventual condena a cambio de realizar trabajos comunitarios y de pagar indemnizaciones económicas a las familias de los pequeños damnificados.

Pero el Tribunal Oral Criminal N° 4 de San Isidro, integrado los jueces Federico Ecke, Hernán San Martín y María Coelho, rechazó la solicitud de las defensas debido a que el fiscal no había prestado el acuerdo.

Debido a que dicha resolución será objeto de recursos y apelaciones presentadas por las defensas de las acusadas, que insistirán con la realización de tareas comunitarias a cambio de evitar el juicio, el debate no podrá comenzar hasta que el fallo del Tribunal Oral quede firme.

Al fundar su resolución la jueza Coelho sostuvo: “Debe tenerse en cuenta el interés superior del niño, consagrado en la Convención Internacional de los derechos del Niño a ser escuchado en todo procedimiento judicial. En este caso, ese derecho, ha sido ejercido por sus padres como representantes legales, quienes invocando el interés superior de sus representados han establecido que la única resolución del conflicto, que estiman de gravedad, es a través del juicio constitucional”.

La Cámara de Casación confirmó el año pasado la elevación a juicio oral. Las acusadas de los delitos de “abandono de persona, amenazas y lesiones” en perjuicio de los niños que concurrían al jardín.

Fuente: La Nación