En el ciclo de cultura del STMSI se presentó el libro de Hernán Doval

El Diputado Provincial del Frente para la Victoria estuvo en la sede del Sindicato de Trabajadores Municipales de San Isidro para presentar su libro Del terror laboral.

El Sindicato de Trabajadores Municipales de San Isidro (STMSI) abrió su ciclo cultural 2017 y recibió en su sede de Rivadavia 310 (esquina Belgrano) a Hernán Doval, diputado provincial por el Frente para la Victoria y secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Avellaneda (STMA), para la presentación de su libro Del terror laboral, que cuenta “la metodología de persecución a los trabajadores municipales” por parte del intendente de ese distrito, Jorge Ferraresi.

En el encuentro estuvieron presentes Gustavo Seva, secretario de Capacitación de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (FESIMUBO), Omar Arce, secretario general del STMSI y otros representantes de la región.

Doval, quien encabezó el panel, explicó el procedimiento mediante el cual “a través de un sistema de clientelismo coercitivo, restringen los derechos de los trabajadores municipales, buscando el debilitamiento de las organización sindical” y en ese sentido detalló: “Se busca generar una especie de tropa que responda a la intendencia mediante el mantenimiento de una situación de precarización laboral y representación difusa, inventando gremios que respondan a sus intereses, bajo un control basado en la violencia institucional, y quitando las horas extras a quienes no participen de actos municipales o partidarios”.

El diputado impulsor de la Ley 14.656 de Relaciones Laborales y Negociación Colectiva reivindicó la sanción de esta ley como una herramienta “que limita ese accionar y ese poder, porque le da a los trabajadores la capacidad de tener parte de la decisión a través de la palabra y de visibilizar esas cuestiones contando con mecanismos de defensa de sus derechos”.

En esta línea, Gustavo Seva sostuvo: “En San Isidro estamos en litigio por el correspondiente pago de las horas extras según el convenio que establece la ley, porque se están aplicando como se hacía antes de que entrara en vigencia en julio de 2015. Sin dudas es muy importante lo que se logró, a costa de que los trabajadores tuviéramos que salir a la calle, movilizarnos, ser discriminados y estigmatizados”.

Por último, Omar Arce añadió que “la importancia de la vigencia de esta norma también tiene que ver con que ahora, desde el otro lado del mostrador, convocan para hablar de temas que benefician a los trabajadores municipales porque la ley los obliga, como salubridad, regularización y otros ítems que constituyen mejoras para los compañeros”.

Fuente: Mariano Fernández para QuePasa