Pánico de jóvenes deportistas de San Martín que viajaban en el vuelo que chocó en Iguazú

Chicos de entre 18 y 23 años del Club Ferrocarril General Mitre del distrito estaban en el avión de Fly Bondi que colisionó su cola contra la pista segundos antes de despegar. Hubo quejas por la atención de la empresa.

Venían de disputar un torneo nacional de handball en Misiones y, de regreso a San Martín, los chicos del Club Ferrocarril General Mitre vivieron un momento de pánico, cuando la aeronave de la empresa Fly Bondi en la que se disponían a volver al aeropuerto de El Palomar para luego ir a casa golpeó su cola contra la pista en pleno carreteo para levantar vuelo.

Así quedó la cola del avión tras el impacto.

Según lo que contaron los chicos que iban en vuelo, la situación fue desesperante, porque nadie sabía qué era lo que había pasado. “Sólo se sintió un impacto muy grande en la parte de atrás, donde varios de los que iban ahí gritaron. Hasta que nos dijeron que sólo era ‘una falla’ el momento fue super tenso”, dijo una de las jugadoras.

El vuelo debía partir a las 23.30 del domingo 15 desde el aeropuerto de Iguazú, donde después del incidente los jóvenes tuvieron que estar varados 9 horas, hasta pasadas las ocho de la mañana del lunes.

En cuanto a la espera, madres de los jóvenes que se encontraban en el hall y habían ido al torneo junto a sus hijos denunciaron una falta de atención de la empresa ante la situación de no poseer mantas ni comida para quedarse en el aeropuerto.

Además, una de las jóvenes del club que iba en el avión sufrió un ataque de pánico por la situación y no pudo subirse al vuelo que trajo a gran parte de la comitiva del club de regreso a Buenos Aires.