Tras levantar el paro, colectivos provinciales y municipales prestarán con normalidad sus servicios nocturnos

Los servicios iban a ser reducidos entre las 22 y las 6 de la mañana, por una disposición tomada por el grupo de cámaras que nuclean a las empresas para que la Provincia pagara subsidios adeudados. Este lunes, el gobierno bonaerense se comprometió al pago, y se levantó la medida.

En las últimas horas, las Cámaras que agrupan a las empresas de transporte público del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) habían anunciado que desde este lunes 3 de junio podrían no prestarse los servicios nocturnos entre las 22 y las 6 de la mañana, por un conflicto con el Gobierno provincial por el pago de subsidios que, según informaron, tiene dos meses de retraso. Este mismo lunes, por el compromiso de pago del gobierno, levantaron la medida.

Según lo informó José Troilo, titular de la Asociación Civil de Transporte Automotor (ACTA), durante esta tarde, desde el gobierno de la provincia de Buenos Aires “aseguraron que los pagos atrasados serán regularizados esta semana”, y por ello el conflicto y la decisión de suspender servicios cesó y se prestarán normalmente.

La medida estaba argumentada en que las prestaciones nocturnas se tratan de “las más costosas, las más riesgosas y las de menor producción”. De acuerdo a lo informado por ACTA, con ese recorte de horarios “las empresas buscaban generar un ahorro para paliar la falta de pago de las compensaciones”.

Esta entidad, junto a CETUBA, CTPBA y CEAP, nuclean al 95% de las empresas de colectivos que circulan por el conurbano bonaerense pero sin ingresar a la Ciudad de Buenos Aires, y que tienen numeraciones que comienzan con 200, 300, 400, 500, 600 y 700. Son precisamente estas líneas las que, desde enero de este año y mediante una resolución emitida por el Gobierno nacional, deben ser subsidiadas por la Provincia, en un porcentaje que equivale al 7% de la venta de boletos en cada unidad y, según las cámaras, representa entre $ 95 y $ 100 millones de pesos al mes, según explicaron desde ACTA.

“Hasta diciembre de 2018 la totalidad de las compensaciones tarifarias que se conocen como subsidios eran costeadas por el Estado Nacional. En enero esas cargas se transfirieron a la provincia, y desde entonces comenzaron los atrasos. Hay una porción del subsidio que cubre la comisión por el servicio del sistema SUBE, y ya llevan dos meses sin pagarla”, contaron.