¿Cómo se prepara el sistema de salud de San Isidro para el pico de contagio de coronavirus?

El Municipio preparó especialmente los hospitales de Boulogne y el Central para atender de manera diferenciada los casos sospechosos de la enfermedad que se presenten.

Whatsapp Image 2020 03 24 At 2.06.22 Pm

En San Isidro, se comenzaron a hacer adecuaciones en el sistema de salud municipal para atender los casos de coronavirus que lleguen a los efectores de salud pública. Nuevos sectores de atención, separación entre la guardia y otras consultas, personal tomando la temperatura de los ingresantes, y servicio de atención personalizada ante la gravedad de los casos, son algunas de las medidas que se toman desde la comuna.

En cuanto a la preparación para lo que serían los picos de casos en los proximos días, Juan Viaggio, secretario de Salud del Municipio, definió que “se sigue una línea marcada por Nación y por la Provincia” y explicó que “se están siguiendo dos tipos de estrategias: la primera que tiene que ver con la investigación de la sintomatología del paciente que se considera que puede estar infectado, y la segunda que es la contención de esos casos”.

“En el Hospital Central, como en el de Boulogne, hay vallas que van marcando distintos corredores, con dos postas en la entrada para tomarle la temperatura a quienes ingresan a un área en la que no hay contacto con quiénes llegan a la guardia para ser atendidos por un posible caso de Covid-19. Allí comienza un sistema especial en el que, si los profesionales entienden que se trata de un caso sospechoso, se le toma una muestra y esa persona espera el resultado en aislamiento en su casa para que no permanezca en una primera instancia en el nosocomio”, contó.

Por otra parte, también sostuvo que los casos positivos se segmentan entre leves, moderados, y graves. En los casos leves, los pacientes se irán a su domicilio y mantendrán allí el aislamiento. Serán atendidos mediante un hospital virtual, y periódicamente se harán consultas telefónicas o presenciales “para acompañarlo en el asilamiento desde lo sanitario pero también desde la logística, porque ese paciente no puede salir a la calle”.

“Seguramente habrá gente con una baja complejidad sanitaria que no tenga capacidades o familia que los puedan atender y contener, y eso es algo que tenemos que prever, para brindarle la medicación o la comida. Por eso se habilitaron carpas sanitarias en el Hospital de Boulogne y en el Central, para que en el caso de requerirlo, puedan ser internados si el interior de la institución se encuentra saturado. También hay lugares que podemos reconvertir para ese tipo de internación”, adelantó Viaggio.

Los casos moderados, dijo, “requieren de una internación para un tratamiento médico más intensivo”, y por ello se realizó una división en las áreas del hospital: Las áreas de autocuidado y las de cuidados intensivos. “Hay una serie de protocolos que harán que el paciente vaya siendo atendido en las distintas áreas, de acuerdo al tratamiento médico que necesite”.

Por último, los casos graves son los que serán atendidos en los edificios de los efectores de salud municipales. “La gente que necesita una alta complejidad sanitaria debe obligatoriamente ser atendida dentro de los hospitales, porque precisa de cuidados estrictos, intensivos, y de control minuto a minuto”, cerró.