Con un corte de calle, vecinos de El Talar reclaman que hace un mes no tienen agua

Es en barrio San Pablo de esa localidad tigrense, y denuncian falta de mantenimiento por parte de la administradora de los edificios del complejo.

Vecinos del barrio San Pablo, ubicado en la localidad de El Talar, se manifiestan en las inmediaciones del lugar y cortan la calle reclamando que hace un mes están sin agua, y denuncian a la administradora del complejo de edificios la falta de mantenimiento.

En el complejo de departamentos, ubicado en Av. Pacheco y Marcos Sastre, viven 301 familias que desde hace un mes tienen problemas con el servicio. “Desde este tiempo que el servicio está intermitente, y desde hace 10 días, estamos completamente sin agua, porque se quemó la bomba”, contó Daiana, vecina del barrio, a Que Pasa.

El reclamo es hacia la administradora del complejo, que, de acuerdo a lo que contaron los vecinos a este medio, “hace años que está y no hace nada, y los edificios no tienen mantenimiento y se caen a pedazos”.

Según pudo saber este medio, el martes el consorcio mandó a reparar el tablero eléctrico de la bomba, y se informó que el problema no venía de allí, sino de la misma bomba, que requería reparación, y para ello le pasaron un presupuesto de U$D 6.000.

Luego de trascendido el reclamo, Adriana Paludi, subdelegada de Almirante Brown, charló con Que Pasa y contó detalles del reclamo de los vecinos ante el consorcio, y del rol que ocupará el municipio. “Acompañamos a los vecinos en su reclamo, y vamos a hacernos cargo del problema, aunque no es de carácter municipal. Entendemos que la situación es grave, y por este motivo realizaremos el cambio de la bomba”, explicó.

Además, detalló que “la inversión, según el presupuesto que nos pasaron este miércoles por la mañana, es de alrededor de $180 mil, y la hará la Subsecretaría de Servicios Públicos”.

“La obra comenzará a la brevedad, porque este presupuesto ya está aprobado, y en los próximos días, los vecinos ya tendrán nuevamente el servicio de agua. Esta es una decisión que se tomó porque desde el municipio entendemos que hay que estar cerca de los barrios”, culminó Paludi.