Preocupante situación de isleños con lluvias y sudestada

La situación crítica de los vecinos del Delta continúa luego de que las intensas lluvias sumada a la sudestada. En la estación fluvial se reciben donaciones.

Los isleños del delta viven nuevamente una situación muy difícil con motivo de las lluvias y la sudestada. Inundaciones afectan a cientos de familias y el pronóstico indican la continuidad de esta situación hasta el mes de junio.

No sólo el impacto lo sienten quienes han tenido agua dentro de sus casas, sino que afecta a toda la región. Las crecidas de ríos y arroyos impiden el desarrollo de los isleños, que se ven limitados en el trabajo y las producciones: la industria forestal, el mimbre, el ganado, la recolección de junco, producción frutihorticola y la actividad turística se encuentran severamente afectadas con consecuencias económicas para todos los pobladores.

“El agua no sólo le impide trabajar y la posibilidad de contar con un ingreso económico para la compra de alimentos, sino que está adentro de las casas, con pérdidas enormes en madera, ganado y mimbre, esto no es solo por los camalotes que dificultan la navegación y la actividad productiva, lo que es decir no hay trabajo, no hay ingresos” expresó Lorena Wroski, joven pobladora isleña de una familia con arraigo de varias décadas en la isla.

Ante esta situación y con motivo de buscar soluciones de parte de los distintos organismos del estado, familias agrupadas en el colectivo ”Isleños en Lucha” promovieron una reunión para informar a distintas organizaciones la situación en el territorio isleño. La misma tuvo el objetivo de escuchar diversos testimonios de pobladores y productores, quienes describieron la situación que viven.

“Los niños y jóvenes pierden días de clases, no se puede ingresar a las escuelas y las familias en muchos casos no pueden dejar sus casas. Nos preocupa la situación de nuestros jóvenes y niños que sin asistencia y sus padres sin trabajo, vean que en el delta no tienen futuro. Además de la pérdida económica el daño social y emocional es enorme, necesitamos de la presencia del estado”, afirmo Alejandra Urban, pobladora, docente isleña y esposa de un productor maderero.

El encuentro concluyó con propuestas y compromisos para continuar dándole visibilidad a la problemática isleña y solicitar audiencias con las autoridades para tener políticas públicas concretas: la presencia de asistentes sociales en el territorio isleño que brinden ayuda inmediata para muchos que les falta el plato de comida en la mesa, hacer los trámites necesarios para que el gobierno nacional amplíe los montos de los programas de Anses, como la Asignación Universal por Hijo, la presencia de maquinaria para el manejo de aguas, y la declaración de emergencia económica y social de la región para promover la presencia de todos los organismos del estado y el impulso de medidas que ayuden a las familias isleñas a superar este momento de angustia y desamparo.

donaciones vecinos deltaDesde la comunidad también se organizan acciones solidarias. Todos los días de 9 a 18 hs, en la Boletería Líneas Delta ubicada en la Estación Fluvial de Tigre, se pueden dejar donaciones. Se solicita: agua potable, pastillas potabilizadoras, lavandina, bidones vacíos (para llevar agua de la red), aceite, alimentos no perecederos, leche en polvo para niños, leche larga vida, ropa de abrigo, pañales, colchones, frazadas, artículos de higiene personal y transporte para lo que se junte (por tierra y por agua). Ver nota

Por otra parte, desde el Municipio se informó que personal municipal entregó alimentos no perecederos, leche, agua potable, pastillas potabilizadoras y lavandina a las familias; y se habilitaron para evacuaciones dependencias en el Río Carabelas (centro ‘Nueva Esperanza’), el Arroyo Felicarias (centro cultural) y el Arroyo Borches (Destacamento de Guardaparques).