Investigan la veracidad de una denuncia por secuestro y abuso en las cercanías del CBC de Martínez

El caso fue viral en las redes sociales, pero hasta el momento no existen pruebas que corroboren los hechos relatados, y la supuesta víctima no se presentó a dar testimonio luego de ser citada en tres oportunidades,

denuncia-abuso-traffic-cbc-martines

El pasado lunes 3 de junio, un hecho conmocionó a la localidad de Martínez, cuando una joven de 18 años, alumna del Ciclo Básico Común (CBC) de la Universidad de Buenos Aires que cursa en la sede de Córdoba al 2000, en esa localidad de San Isidro, afirmó que había sido secuestrada por un vehículo, abusada por un grupo de personas y abandonada en Retiro. Ahora, la justicia intenta determinar qué sucedió: los padres denunciaron la situación, pero ante la falta de pruebas, y frente a distintas negativas de la muchacha para colaborar en la investigación, se puso en duda la veracidad de lo relatado.

De acuerdo a lo que se difundió mediante redes sociales horas después de conocido el presunto secuestro y abuso, la joven tenía que entrar a cursar el CBC a la sede de la UBA en Martínez a las 13 horas. Por la tarde, y ante la falta de comunicación con ella, los padres decidieron ir a la Comisaría N°10 de Martínez, ubicada en Yrigoyen al 2400, para contar que desconocían el paradero de su hija. Personal policial comenzó con su búsqueda y horas más tarde la joven se comunicó con su padres, y le contó que había sido secuestrada y abusada, y que se encontraba en Retiro.

Lo sucedido comenzó a viralizarse por redes sociales con lo relatado por la joven: Una Renault Traffic que recorría las inmediaciones del predio de la UBA había sido la que la había tomado por sorpresa cerca de las 16 horas y donde había sido abusada por varias personas, que se encontraban armadas. Tal fue el disgusto que provocó en los vecinos lo contado, que en la página Change.org una madre (de nombre Karina) inició un pedido de más seguridad en la zona, que cuenta al momento con 45 mil firmas, y también alumnos del CBC se movilizaron el martes 11 de junio a la comisaría.

Ante esto, el Municipio de San Isidro emitió un comunicado oficial en el que informó “que se está siguiendo el tema con preocupación y atención” y que reforzó la vigilancia en la zona. Además, “se ha puesto en contacto con los investigadores, que no se han hallado pruebas de las denuncias, aunque se está realizando una investigación exhaustiva ordenada por la Fiscalía de Género y Delitos Conexos a cargo de la Dra. Laura Zyseskind”. En ese punto, llamaron también a que “todo aquel que tenga alguna información para sumar, se comunique a través del 911 o a la Fiscalía al 4743-8897”.

En el marco de la investigación judicial, se fueron dando una serie de situaciones que retrasan el esclarecimiento del hecho, y que, de acuerdo a lo dicho por fuentes judiciales a Infobae, ponen en duda la veracidad de lo ocurrido. Según contó ese medio, la joven no se presentó en la comisaría ni en la fiscalía a dar testimonio, tras ser llamada tres veces para hacerlo, ni tampoco fue al hospital para realizarse los estudios que son necesarios en este tipo de casos luego de ser encontrada en Retiro.

Por otra parte, los profesores que debían tener a la joven como alumna el lunes 3, dijeron ante la fiscal que ese día no concurrió a ninguna de las materias. Tampoco las cámaras registran imágenes en el lugar y hora que tenía que ingresar a la institución, ni en las cercanías de Córdoba y Lima, donde está ubicada la institución.

A esto se sumó que el posteo en Change.org fue subido a la plataforma con una imagen que, tras lo que investigó la fiscalía, se descubrió que se trataba de un hecho en Estados Unidos. La madre firmante de la publicación aclaró que “era ilustrativa”, porque la web le exigía una foto para el pedido.

Además, esta “petición”, como se denomina en la página, relataba un caso de un hombre que, en la misma localidad, circulaba en un auto y que amenazaba a jóvenes diciéndoles “Te doy cinco minutos para que corras”, algo que fue investigado por la fiscalía también con resultado negativo: incluso desde la comuna se puso un número telefónico para que se acercaran testimonios sobre este supuesto abusador, pero no se recibió ninguno.

Ahora, la investigación sobre el presunto abuso a la joven de 18 años sigue activa, ya que se considera un hecho grave, aunque sin certezas de que realmente haya ocurrido y esperando que pueda ser resuelto a la brevedad.