Denuncian que concejal de Cambiemos estaría involucrado en una estafa con automotores

Entre los estafados, hay vecinos de Boulogne y de José León Suárez, y el denunciado, Gabriel Alejandro Kunz ocupa una banca en el HCD de Avellaneda y tiene mandato hasta 2021. Está acusado de simular tener una logística para hacerse de vehículos y luego pedir adelantos de dinero para supuestas ventas.

Camionetas

En las últimas horas, se conocieron públicamente una serie de denuncias que acusan de estafa a Gabriel Kunz, concejal de Juntos por Berazategui, quien en 2017 asumió en su banca por Cambiemos. Dos de los vecinos presuntamente estafados son de las localidades de Boulogne, en el partido de San Isidro, y de José León Suárez, en el partido de San Martín.

De acuerdo a lo que contó en diálogo con QUE PASA, Ana Amaya, una de las damnificadas, se contactó mediante Facebook con una logística llamada Ponce de León, que solicitaba autos, camionetas y utilitarios sin chofer modelos 2007 en adelante, para poner a trabajar sus tres vehículos en la empresa.

Tras contactarse por redes sociales con la firma Ponce de León, Amaya dijo que tuvo una entrevista presencial con Kunz, quien le explicó cómo era el plan de trabajo. “Me tenía que pagar $220.000 por mes por el uso de los tres vehículos, un Chevrolet Corsa, una Fiat Fiorino y una Citröen Jumper”, aseguró.

El pago se haría el 10 de noviembre pasado y para esa fecha, la secretaria de Kunz, que tiene mandato hasta 2021 y fue dos veces candidato a intendente, se contactó para avisarles que se estaban dirigiendo al domicilio para entregar el pago. “Como nunca llegó, le dije a mi marido que nos fuéramos hasta la logística, pero cuando llegamos al lugar los vecinos nos dijeron que no existía. Como fui con mi marido en una camioneta parecida a una que habíamos entregado, Kunz se acercó a la camioneta, calculo que pensando que era la otra, y ahí mi marido lo increpó”, relató la vecina de Boulogne.

Luego, contó, Kunz los llevó a un departamento donde les habría dicho que era policía y que su hermano “trabajaba en asuntos internos”. “Nos mintió diciéndonos que estaban atrás de un caso, nos hizo poner los teléfonos adentro de un cajón para que no los tengamos encima, y nos insinuó que si nosotros hacíamos la denuncia con el seguro, el seguro nos iba a pagar”, agregó Ana, quien grabó la conversación fingiendo que grababa un audio telefónico antes de meter el teléfono en el cajón.

“Llamamos al 911, lo llevaron a la comisaría 5° de Wilde y lo soltaron. Nosotros queremos saber dónde están nuestros autos, y hay otras personas estafadas a quienes les ofreció en venta nuestros vehículos, y que también fueron estafadas con dinero”, sostuvo.

Ahora, luego que todos los damnificados prestaran declaración testimonial, esperan respuestas de la justicia para poder saber por un lado qué pasará con los vehículos y dónde se encuentran, pero también qué ocurrirá con el dinero que les prometieron por su utilización.