Detienen a un acusado de amenazar a su pareja y golpearla con un bate en San Isidro

El hecho ocurrió el pasado 29 de mayo en la localidad de Beccar y desde ese entonces el hombre se encontraba prófugo.

Intento Femicidio San Isidro Beccar Hombre Bate

Un hombre fue detenido por tentativa de femicidio, acusado de haber golpeado con un bate de madera y amenazado de muerte con una cuchilla a su esposa frente al hijo de 3 años de la pareja, en una casa de San Isidro, informaron fuentes policiales y judiciales.

El caso que le imputan ocurrió el 29 de mayo pasado por la noche en una casa de la calle Isabel La Católica, en la localidad de Beccar, en la casa donde convivían el ahora detenido, de 51 años, y la víctima, una mujer de 36 años.

Según la denuncia, aquella noche, el sujeto, quien también junto a la víctima trabaja en una empresa de limpieza de restaurantes de su suegro, discutió, y comenzó a agredir y golpear a su mujer.

De acuerdo al relato de la víctima, primero la quemó con mate cocido caliente, luego la golpeó con los puños, la amenazó de muerte con un cuchillo y, al final, la sacó a la calle y la golpeó con un bate de madera, tras lo cual no la dejó entrar para sacar a su hijo de 3 años, que fue testigo del hecho, dijeron las fuentes a Télam.

La mujer formuló la denuncia y en la causa comenzó a actuar la fiscal Laura Zyseskind, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género y Delitos Conexos a la Trata de Personas de San Isidro.

Cuando la policía arribó a la casa, el hombre se había escapado y no pudo ser aprehendido.

Luego de tomarle declaración a la mujer y de asistirla con el equipo interdisciplinario de profesionales que suelen trabajar con víctimas de violencia de género, la fiscal pidió y consiguió por parte del juez de garantías interviniente la orden de detención para el acusado.

Zyseskind convocó a los detectives de Crimen Organizado de la PFA por su experiencia en capturar fugitivos y los investigadores policiales comenzaron las tareas de inteligencia y pudieron determinar que la familia paterna del presunto agresor vivía en Llavallol, partido de Loma de Zamora. “Se trabajó también con la geolocalización del teléfono celular del sospechoso que continuaba activo y nos dirigía también a la zona de Llavallol”, confió a Télam un jefe policial que participó de la pesquisa.

Los efectivos de la PFA desplegaron una vigilancia encubierta en la vivienda del padre del imputado y así, el viernes pasado por la tarde, vieron acercarse caminando a una hombre con las mismas características físicas que el hombre en cuestión en la avenida Antártida Argentina.

Cuando los policías se identificaron y le dieron la voz de alto, el sospechoso escapó corriendo e intentó refugiarse en un taller mecánico de su sobrino, ubicado a unos metros, pero fue interceptado y detenido por los efectivos de la PFA.

Una fuente judicial explicó a Télam que si bien “la lesionología es amplia”, la víctima no tuvo heridas graves, de todas formas “fue tanta la violencia desplegada que queda claro que acá había un dolo superior al de sólo querer lastimarla”.

Por ello, la fiscal Zyseskind dejó preso al hombre, acusado por los delitos de “tentativa de homicidio agravado por el vínculo y por femicidio en concurso real con amenazas agravadas por el uso de arma”.

Según las fuentes consultadas, en su indagatoria del sábado, el acusado dijo que él “amaba a su pareja”, dijo que ambos se golpearon y reconoció que todo ocurrió frente a su hijo.

Si bien es la primera denuncia por violencia de género contra él, no es el primer hecho que se registra, según relató la víctima.

El bate de madera con el que presuntamente el acusado apaleó a su mujer, fue secuestrado por la fiscal, quien ya lo envió a la Policía Científica para que sea sometido a pericias en búsqueda de huellas y ADN.

Las fuentes agregaron que el ahora detenido tiene antecedentes, ya que cumplió una condena por “tenencia de armas y comercialización de estupefacientes”.

Fuente: Télam