Detienen a un joven en Tigre acusado de haber abusado de al menos ocho mujeres

Los hechos habrían ocurrido entre abril de 2019 y principios de enero de este año. De acuerdo a las declaraciones, amenazaba a las víctimas con armas, las obligaba a simular ser pareja y finalmente les robaba.

Esposado Abuso

Un joven con antecedentes penales fue detenido en Tigre acusado de haber abusado sexualmente de al menos ocho mujeres entre abril de 2019 y principios de este mes, amenazando a las víctimas con armas, y obligándolas a simular ser pareja y robándoles, informaron fuentes judiciales.

Fuentes judiciales informaron que este joven, casado y con hijos, fue apresado el pasado sábado por la noche en la casa de su hermana, en la localidad de General Pacheco, partido de Tigre.

El acusado, de 25 años, trabajaba para una empresa de limpieza y se cree que cometía los ataques antes de comenzar su jornada laboral y al finalizar la misma, en el centro del partido bonaerense de Moreno. De acuerdo a los voceros, era buscado desde la semana pasada en las localidades de Cuartel V y Paso del Rey, donde residía y trabajaba, respectivamente.

Los investigadores creen que el joven abandonó esa zona luego de haber sido reconocido por su última víctima, una mujer violada el 7 de enero último, que luego del abuso lo persiguió junto a sus familiares hasta una parada de colectivos donde el agresor escapó.

De acuerdo a la acusación del fiscal de la causa, Leandro Ventricelli, el ahora detenido cometió al menos ocho abusos sexuales contra mujeres (uno en grado de tentativa) desde abril de 2019 en un radio no superior a las 10 cuadras del centro de Moreno, adonde llegaba en colectivo desde Cuartel V para luego hacer transbordo y continuar hasta Paso del Rey.

Todos los hechos fueron cometidos entre las 6 y las 6.30, y las 15 y 15.30; es decir, cuando el acusado pasaba por allí antes de entrar a trabajar y cuando regresaba a su domicilio.

Todas las mujeres fueron abordadas en la calle, donde el agresor las amenazaba con un cuchillo o un arma de fuego y las obligaba a simular que era su novia, tras lo cual las violaba en la misma vía publica y antes de escapar les robaba su teléfono celular, detallaron los voceros.

“En un caso, un automovilista intentó interceder pero él dijo que estaba discutiendo con su novia”, señaló a una fuente de la investigación y añadió que la violación se consumaba en lugares como “a la sombra de un árbol o en la entrada de un garaje”.

Si bien las descripción del hecho y del agresor era coincidente entre las ocho víctimas, recién la semana pasada se pudo identificar al acusado a partir de los datos aportados por testigos del último caso, entre ellos, vendedores ambulantes de la parada de colectivos que él utilizaba habitualmente y que aportaron su nombre de pila.

En los procedimientos solicitados por el fiscal Ventricelli y el Juzgado de Garantías 2 de Moreno-General Rodríguez los pesquisas secuestraron prendas de vestir que no sólo coinciden con las descriptas por las víctimas sino también con las que quedaron registradas en las cámaras de seguridad analizadas.

También se incautaron de un cuchillo y un revólver, que se cree eran las armas empleadas para amenazar a las víctimas.

Las fuentes detallaron que el acusado tenía antecedentes penales por hurto y robo agravado, y también había sido denunciado por violencia de género por su esposa.

El fiscal Ventricelli indagará mañana al detenido, quien durante la semana será sometido a ruedas de reconocimiento ante las víctimas.

A su vez, los pesquisas ya cuentan con muestras de ADN aptas para el cotejo con el perfil genético del imputado.

Los investigadores no descartan que el acusado haya atacado a más víctimas, por lo que esperan que con la difusión de su captura otras potenciales mujeres abusadas por el mismo hombre se acerquen a la fiscalía a denunciarlo.

Fuente: Crónica / Télam