Detuvieron en Hurlingham a un pastor evangélico acusado de abusos sexuales

El sujeto fue aprehendido en la localidad de Villa Tesei, apuntado por abusar sexualmente de mujeres que formaban parte de la iglesia. Al menos una de ellas era menor de edad.

La Policía bonaerense detuvo a Carlos Alberto Robledo, un pastor de una iglesia evangélica de Villa Tesei, partido de Hurlingham, acusado de múltiples abusos sexuales a mujeres que formaban parte de la feligresía, por lo menos una de ellas menor de edad al momento de los hechos. Ahora quedó a disposición de la Justicia, que espera por indagarlo en las próximas horas. La denuncia la hizo una joven, que aseguró que el religioso abusó de al menos 15 mujeres.

El procedimiento fue realizado el miércoles por la noche por personal de la DDI Morón, en el templo ubicado sobre la calle Malarredo al 100, en la mencionada localidad del oeste del Conurbano bonaerense.

La investigación, según informó el portal Primer Plano, está en manos de la fiscal Marisa Monti, de la Fiscalía Nº5 de Morón, y la orden de allanamiento en el lugar y la detención fue librada por la jueza de Garantías Laura Mariel Pinto.

Robledo enfrenta cargos por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido por un ministro de un culto religioso reiterado en 66 hechos”. Esa cantidad de abusos son los que denunció una sola víctima. Los investigadores creen, según el relato de la joven, que hubo más de 15 mujeres que fueron vejadas en el lugar.

Los ataques, siempre según lo plasmado en el expediente, fueron cometidos en el interior de la iglesia, donde además el imputado residía. Allí Robledo, conocido como “Tino”, convocaba a las víctimas, sobre las cuales infundía “temor reverencial” y un “fuerte dominio psicológico” para someterlas.

Cuando una de las denunciantes se negaba, el pastor “la obligaba diciéndole, entre otras cosas, que era su castigo” por los pecados cometidos fuera de la iglesia. Además, “la amenazaba diciéndole que iba a arruinar a su familia, todo por ser una hija de Dios que no quería dejar sus pecados, y que si se iba de la Iglesia se iba a alejar completamente de Dios, y si hablaba con alguien respecto a lo que él le hacía, la iban a tratar de loca y la llevarían a un hospital psiquiátrico”, indicaron fuentes de la investigación a Primer Plano.

La Justicia tiene abierto un canal para sumar denunciantes a la causa. Se pueden presentar, en forma presencial, en Cristóbal Colon 237 de Morón; o por correo electrónico a ufij5.mo@mpba.gov.ar