Detuvieron al prófugo de los allanamientos a narcos en Nordelta junto a otro presunto narco que operaba en San Martín

Tras los allanamientos realizados en el barrio privado, donde se desbarató una banda que se dedicaba a la venta de drogas, el principal sospechoso de liderarla era buscado intensamente. Fue atrapado junto a "Checho" Soria, supuesto narco de Villa Corea.

Leandro Reyes fue el único que logró evitar su detención durante los 30 allanamientos a la banda “Los Reyes del Norte”, que vendía todo tipo de drogas en el Conurbano, realizados días atrás en diferentes barrios privados, entre los que se encontró Nordelta, en Tigre. Desde hace una semana, la Policía le seguía el rastro, y finalmente lo detuvo junto a otro presunto narco, “Chacho” Sosa, quien estaría a cargo de ese negocio en Villa Corea, partido de San Martín.

Reyes estaba prófugo desde la semana pasada cuando se desbarató a la banda que operaba desde countries de zona norte. Uno de esos allanamientos tuvo lugar en el barrio Las Caletas de Nordelta, donde fue detenido Martín Asci, segundo de Reyes, quien tenía un yate de 300 mil dólares donde guardaba cocaína.

El líder de esta banda, quien alternada su paradero entre un barrio privado de Escobar, Nordelta, y otras locaciones del conurbano, cayó en la tarde del miércoles en un Peugeot 208 con pedido de captura.

Adentro había dos personas y cuando intentaron identificarlas, el coche aceleró. En el frustrado intento de fuga, el 208 chocó al auto de un vecino y los agentes lograron reducir a los ocupantes. Uno de ellos resultó ser Reyes. El otro, Sergio “Checho” Soria, prófugo por el homicidio de Martín Ojeda, ocurrido el 1° de abril del año pasado.

Según la Policía, Soria integra el histórico “clan Soria”, que a través de la banda “Los Gardelitos”, dominaba el negocio de la droga en la villa Corea, de San Martín.

La investigación arrancó en 2017 por una denuncia realizada en la Justicia Federal de Tres de Febrero e incluyó escuchas a 150 teléfonos y vigilancia encubierta. Una vez que toda la banda fue identificada, el juez Juan Manuel Culotta ordenó los allanamientos a la Delegación de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de La Matanza. El primero fue mientras la banda entregaba un cargamento de cocaína en San Martín. Luego, siguieron los de Nordelta, San Isidro y Escobar.