Día de la Virgen de Lourdes: ¿Por qué se celebra el 11 de febrero?

Este fecha fue la primera vez que la imagen de la virgen se le apareció a una joven pastora en Francia. De acuerdo a lo que establece la tradición católica, la virgen tuvo 18 apariciones.

santos lugares santuario pilar opt

El 11 de febrero es una fecha en la que se conmemora a la Virgen María de Lourdes. Se rinde tributo en este día a Nuestra Señora de Lourdes, ya que según dicta la tradición católica se apareció ante una joven pastora llamada Bernadette Soubirous en varias ocasiones en los montes del Pirineo francés, junto al río Gave de Pau.

El 11 de febrero de 1858, cuatro años después de que la Iglesia católica estableciese el dogma de la Inmaculada Concepción de la Virgen, que decretaba que la madre del Señor estaba libre de todo pecado, Nuestra Señora de Lourdes se apareció en la gruta de Masabielle, un lugar que se ha convertido en enclave de peregrinación para todos aquellos que acuden a visitar el santuario de Lourdes para encomendarse a la Virgen.

En Argentina, la celebración se realiza en varias ciudades del país y una de las principales se lleva adelante en la localidad de Santos Lugares, partido de Tres de Febrero, donde se encuentran un santuario y la parroquia que lleva su nombre.

VER TAMBIÉN - Peregrinación de la Virgen de Lourdes: cómo será su recorrido y cuándo son las misas

Hasta en dieciocho ocasiones la Virgen visitó a Bernadette Soubirous para asegurarse de que se llevase a cabo una capilla en su honor, a la que los cristianos acudiesen en procesión. Aunque desde un principio hubo visitas a la gruta, no fue hasta que el obispo de la época de Tarbes-Lourdes dispuso oficialmente que la Iglesia creía en la veracidad de las apariciones de la Virgen cuando se impulsó la edificación del santuario en Francia.

La cueva en la que se presentó Nuestra Señora de Lourdes ante Bernadette Soubirous recibe peregrinaciones, durante la que se organizan congresos a los que pueden acudir los fieles. Entre los gestos que tradicionalmente realizan los peregrinos ante los pies de María en la gruta de Massabielle, se suelen encender velas y coger agua bendita de la fuente, para lo que se suelen formar grandes colas.