Día de las víctimas del Holocausto: La historia del jerarca nazi que se ocultó en la zona norte

Se trata de Adolf Eichmann, reconocido por haber sido uno de los artífices de los mayores genocidios del planeta: la Solución Final. Vivió en Olivos (Vicente López) y luego en San Fernando, donde finalmente fue capturado.

El 27 de enero de 1945, con el final de la Segunda Guerra Mundial a la vuelta de la esquina y las tropas aliadas cercando cada vez más al ejercito alemán, las tropas soviéticas llegaban al campo de exterminio nazi en Auschwitz-Birkenau en Polonia, para liberar a los 2.819 supervivientes que allí se encontraban. Es por ello que cada año, en torno a esta fecha, se conmemora el Día Internacional en memoria de las víctimas del Holocausto.

La Zona Norte tiene una historia muy vinculada a esta fecha, ya que uno de los jerarcas nazis encargados de llevar adelante el proceso de secuestro, tortura y muerte de millones de judíos estuvo oculto en esta región, hasta que finalmente fue detenido y ejecutado por el Mossad.

Adolf Eichmann es mundialmente reconocido por haber sido uno de los artífices de los mayores genocidios del planeta: la Solución Final, el proceso mediante el cual el régimen nazi encabezado por Adolf Hitler decidió el exterminio de más de nueve millones de judíos en Europa. Eichmann era el encargado de la logística y el traslado de prisioneros a los campos de concentración.

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, Eichmann fue tomado prisionero por el ejército de Estados Unidos, pero logró escapar a Alemania, donde años después, obtuvo un salvoconducto para recluirse en Argentina, que utilizó a mediados de los ’50. Llegó al país bajo el nombre falso de su visado, Ricardo Klement, y se instaló primero en Capital Federal, en un hotel de inmigrantes, luego en Tucumán y, finalmente, en nuestra zona norte del conurbano, en el año 1952.

Comenzó a alquilar en Olivos, en una vivienda en la calle Chacabuco, mientras trabajaba en la fábrica Orbis, de estufas y cocinas. Al poco tiempo, pasó a la empresa Mercedes Benz, como gerente, en el marco de lo que se dice formaba parte de un intento de reubicación de ciertos alemanes nazis que se encontraban en el país. Como gerente de la empresa de automóviles, vinculada por ese entonces al Tercer Reich, logró construir una casa en San Fernando, más precisamente en la calle Garibaldi 14, lo que actualmente es Garibaldi 6061, en la localidad de Virreyes, muy cerca de barrio Bancalari.

Operación Garibaldi: la detención de Eichmann

Luego de un aviso a un reconocido cazador de nazis por parte de su amigo, vecino del genocida, comenzó el proceso conocido como Operación Garibaldi, para atrapar al jerarca nazi. El Mossad, servicio de inteligencia israelí, encabezado por Isser Harel, se puso tras Eichmann, hasta que logró dar con él el 11 de mayo de 1960.

A las seis de la tarde, el jefe nazi devenido en gerente de una empresa en Argentina salió de la fábrica de Mercedes Benz y tras una combinación de colectivos llegó a tomar el 203, que lo llevaría hasta la ruta 202, desde donde caminaba hacia su casa.

Esa noche, pasadas las ocho de la noche, agentes del servicio israelí lo esperaban simulando averías en dos autos: capot abierto y balizas puestas. Cuando Eichmann pasó por allí, lo capturaron. Luego de algunos días preparando el escape, los agentes lograron sacarlo del país a Israel, donde fue juzgado por los crímenes cometidos en el Holocausto y muerto en la horca.

Imagen de la película Operation Finale, que recrea la Operación Garibaldi.