En la Provincia, se digitalizan las pensiones y el tiempo para gestionarlas se reducirá a la mitad

El Gobierno Provincial informó cómo funcionarán los nuevos procedimientos internos vinculados al trámite, con la reducción del plaza de 90 a 45 días para la finalización del mismo.

En las últimas horas, la provincia de Buenos Aires informó que ya se puede hacer el trámite para la obtención de pensiones de manera digital y afirmaron que el tiempo que tardarán en realizarse se reducirá a la mitad: un trámite que antes llevaba tres meses, ahora está listo en 45 días.

El nuevo sistema apunta a convertir en expedientes electrónicos aquellas actuaciones que se venían trabajando en soporte papel. “Esta medida presenta importantes ventajas, entre ellas aumentar la protección del contenido de los datos personales, particularmente sensible en este colectivo de beneficiarios”, contaron desde el Gobierno Provincial.

Además, señalaron que se reduce al mínimo el riesgo de pérdida de la documentación, se optimizan recursos al eliminar traslados físicos entre organismos y, además, mejora la localización del trámite en todo su recorrido.

“Tenemos el orgullo de decirle a quienes están iniciando un trámite para solicitar una pensión social que vamos a tardar menos, que va a ser más simple y más seguro porque hay un IPS más moderno y enfocado en mejorar”, dijo Christian Gribaudo, presidente del Instituto de Previsión Social (IPS), organismo que otorga unas 100 altas mensuales.

Desde el ente, explicaron que las pensiones sociales son un beneficio no contributivo, es decir, no se necesitan aportes para obtenerlo, y que están apuntadas, en su mayor parte, a los grupos vulnerables de la provincia. Hay diferentes tipos de pensiones: por invalidez, vejez, madre sola y menores discapacitados. Todas cobran un haber mensual más una cobertura de salud mediante IOMA. (VER REQUISITOS PARA EL INICIO DEL TRÁMITE)

El IPS ya había puesto en marcha la jubilación digital el año pasado, acortando los tiempos de gestión de 270 días a 90. Durante 2018, se incorporaron al trámite empleados estatales de los 135 municipios de la Provincia, mientras que, en 2019, se sumaron los docentes y la administración pública bonaerense.