El 1×1 de la victoria de Tigre frente a Gimnasia de Mendoza

Tigre ganó sin sobrarle nada. Supo dominar en el primer tiempo y, aunque se retrasó demasiado en el complemento, no le crearon situaciones de peligro.

Tigre Mendoza
Foto: C. A. Tigre oficial

Marinelli (6,5): La más clara del rival pegó en el palo. Correcto con los centros y no arriesgó con la pelota en los pies.

Perez Acuña (6): Sufrió bastante por su sector, sobre todo en el segundo tiempo y le costó sumarse al ataque.

Alcoba (7): Firme en la marca y atento en los anticipos. Aun con los rivales merodeando, no perdió nunca por arriba.

Moiraghi (7): Mas allá de alguna entrega imprecisa en el comienzo, fue el que más quedó mano a mano con los delanteros y ganó casi siempre.

L. Rodriguez (6,5): Mucho desgaste en el ida y vuelta y chocó (literalmente) varias veces con Berterame.

Prediger (8): LA FIGURA DEL HINCHA (VER ENCUESTA) Aunque suene repetitivo, es el amo y señor del mediocampo. Solo un par de malas entregas que provocaron contrataques rivales. Pero quitó de atrás, se lanzó al ataque y dejó todo.

Ortiz (7): Más afianzado en su rol de generador de juego, pudo juntarse con Montillo y Cachete para armar jugadas. Si bien un par de contraataques de Gimnasia vinieron tras errores suyos, tuvo un buen aporte al partido.

Domínguez (6): Continúa sin definir su rol en el esquema. Cuando tiene la pelota, se nota su talento. Pero peca de apurado en las decisiones.

Montillo (7,5): Autor de un golazo, fue clave en cada ataque Matador. La pide y se muestra siempre. El Cavalinho volvió a trotar.

Morales (5,5): Inició más adelantado, pero le cuesta salir de su posición natural. Intentó muchas, pero concretó pocas y encima le atajaron un penal débilmente pateado.

Dening (6,5): Le costó afianzarse como referencia de área, pero se las rebuscó para generar espacios. Asistió perfecto a Montillo en el gol.

Villarruel (4): Fue el primer cambio, pero se lo notó como si hubiera jugado 120 minutos antes. Quedó a destiempo en muchas jugadas con Gimnasia apretando cada vez mas

E. Rodriguez (6): El aire que necesita Tigre para cerrar los partidos. Mete, lucha y, sobre todo, gana en cada pelota. Hasta se animó a pisar el área

Luna (-): Apenas un par de pelotas jugadas por el Chino en unos minutos en cancha.