El Club Atlético Tigre tiene Memoria

A 43 años del golpe impuesto por la última dictadura cívico-militar, la Subcomisión de Cultura de Tigre realizó varias actividades.

Por suerte, en el fútbol no todo es fútbol y los clubes, aún en el profesionalismo, tienen cada vez más participación en las Áreas de Derechos Humanos. Tigre no es la excepción.  En el marco del mes de la Memoria, por la Verdad y la Justicia, la Subcomisión de Cultura organizó diversas actividades que tuvo su corolario esta tarde en el último entrenamiento previo al choque con Racing.

Allí, el plantel profesional posó con la bandera de Abuelas de Plaza de Mayo en apoyo a su lucha en la búsqueda de todos los nietos apropiados. “Poder intervenir en un partido tan importante nos permite llegar a más personas que no tienen contacto cotidiano con estos temas. La zona norte fue arrasada durante la última Dictadura, muchos de los jóvenes desaparecidos de allí fueron a parar a Campo de Mayo y es muy posible sus hijos estén viviendo por la zona. Es muy importante que esta campaña haya llegado al Club Atlético Tigre”, comunicó la vocera de Abuelas.

Esta imagen recorrerá las redes sociales del club, así como también tendrá lugar en la pantalla en el partido de mañana. Eli Kopp, una de las fundadoras de la Subcomisión dijo: “que los jugadores porten esa bandera ayuda a reforzar una búsqueda que lleva más de 40 años”.

En febrero, la Subcomisión de Cultura ya había convocado a “socios e hinchas de Tigre a compartir los nombres de familiares y víctimas desaparecidas”. Luego, con los nombres recibidos, se participó del Siluetazo de zona norte en la que están involucradas varias organizaciones sociales y civiles, entre ellas la Comisión Memoria, Verdad y Justicia.

“Lo histórico, lo social y lo cultural son los principales ejes a desarrollar, y ahí estaremos para acompañar junto a los hinchas, en cada espacio, en cada acto, en cada proceso”, agregó Federico Rivas Lanche, miembro de la Subcomisión. Este año, por primera vez, se vieron en toda la zona norte siluetas con camisetas del Matador con el nombre de sus hinchas desaparecidos.

“Las actividades que realizamos tomaron un carácter especial cuando nos vimos que una de las hinchas desaparecidas, Norma Susana Rodríguez, estaba en el tercer mes de gestación. Ese niño o niña nacido en cautiverio no conoce su verdadera identidad”, concluyó Agustina Peñate de la Subcomisión de Cultura.

La Subcomisión de cultura fue fundada en 2015 con la intención de crear un espacio de encuentro y participación de los socios e hinchas del club. Además queremos apoyar y fomentar los trabajos artísticos y culturales.