El Municipio de Tigre propuso a la Provincia la reactivación administrada de cuatro sectores de la economía local

Lo hizo mediante un pedido del intendente Julio Zamora, para que se incluya como actividades esenciales a empresas de los rubros de construcción, automotriz, plástica y naval.

Whatsapp Image 2020 04 17 At 6.31.56 Pm

El intendente de Tigre, Julio Zamora, presentó al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, una propuesta que solicita al gobierno de la Provincia de Buenos Aires considere incluir dentro del régimen de excepciones de la cuarentena a unas 160 empresas de industrias fundamentales para el distrito: construcción, automotriz, plástica y naval. Estas cadenas de valor, explica la presentación, permiten el sostenimiento del entramado económico local y el mantenimiento de las tareas esenciales de servicios públicos que efectúa el Municipio.

En el informe enviado a la gobernación, denominado “Propuesta del Municipio de Tigre para la renovación administrada de empresas no exceptuadas en el DNU 297/2020 y sus modificatorios”, se explica que las cuatro industrias que se pretende que sean incluidas en el mencionado DNU “dinamizan la producción y el comercio local, al tiempo que representan el 1,5% del padrón productivo y comercial local y emplean el 17% del universo de trabajadores”. Además, la facturación de estas empresas representa “alrededor del 50% de la recaudación de la tasa municipal de verificación de industrias y comercios”.

Zamora detalla que la construcción sería habilitada para realizar obras privadas multifamiliares y de grandes obras, en un sector que nuclea actualmente 41 empresas y moviliza más de 600 trabajadores. En el sector automotriz se reactivarían los rubros de autopartes y metalurgia, “fundamentales en el funcionamiento de las grandes plantas” de producción de automóviles en el distrito, alcanzando a alrededor de 3000 trabajadores. Y el sector de las automotrices locales se centraliza en las dos fábricas que emplean a más de 6500 trabajadores y profesionales.

También menciona que las 27 empresas de industria plástica establecidas en Tigre, que cuentan con unos 600 trabajadores, permiten “nutrir y suministrar a otras cadenas de valor locales”, y que la reactivación de la industria naval pondría en funcionamiento 52 astilleros que posibilitan el mantenimiento del transporte fluvial y facilitan la conexión logística con el Delta, en un sector que abarca a 300 trabajadores.

El escrito del Municipio sostiene que con la finalidad de retomar las mencionadas actividades económicas de forma administrada y garantizar el cumplimiento de todas las normas vigentes y recomendaciones referentes a los cuidados generales y las condiciones sanitarias laborales adecuadas, el gobierno local ha diseñado el Protocolo Municipal de Trabajo Seguro para Empresas y Trabajadores.

Este procedimiento contempla las prácticas preventivas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de la Nación, como así también los protocolos elaborados por las cámaras empresariales, los sindicatos y las propias empresas.

El protocolo, que está detallado en la segunda parte de la presentación, se aplicará a los rubros ya exceptuados por la normativa vigente, y progresivamente se ampliará a los rubros referentes a estas 4 industrias, así también a las nuevas excepciones sancionadas por el gobierno nacional y provincial.

“Nuestro compromiso como Municipio es consensuar este protocolo tanto con las organizaciones sindicales, como con el sector empresarial, considerando el aval del gobierno provincial y nacional, para lograr una aplicación exitosa que garantice la seguridad sanitaria y la integridad de toda la población, y la reactivación gradual económica”, señala el pedido.