Una empleada de Tigre le salvó la vida a un bebé con RCP

Patricia Ponce logró asistir a un niño que había sufrido un paro cardiorespiratorio en una farmacia.

Patricia Ponce trabaja en el área de salud del Municipio de Tigre y logró asistir a José, un bebé de un año y nueve meses que había sufrido un paro cardiorespiratorio en una farmacia del centro de la ciudad.

En el momento del hecho, la mujer circulaba por el centro de la ciudad cuando comenzó a escuchar gritos de ayuda. En ese mismo instante se acercó al lugar, y con sus conocimientos de RCP, intervino y logró asistir al pequeño, quien se encontraba inconsciente y sin pulso. Luego de las maniobras, personal del Servicio de Emergencias Tigre (SET) concurrió al lugar y trasladó al menor al hospital más cercano.

“Hasta este momento, nunca le había dado tanta importancia al curso de reanimación cardiopulmonar. Hoy soy más consciente que en un segundo podemos salvar la vida de una persona, por eso es tan importante saber cómo actuar. Estoy muy feliz de que José esté bien, porque la situación que pasó fue muy crítica”, expresó Ponce.

En un encuentro que se llevó a cabo luego del hecho, Yamila, mamá de José, agradeció a Patricia. “La verdad que me ayudó un montón. Fue un momento difícil, mientras asistía a mi hijo, nos contenía a mi marido y a mí. Hasta que él no respiró, ella no paró. Toda la vida le voy a estar agradecida”, dijo.

“Nuestra comunidad es muy solidaria; cada vez que convocamos a una capacitación de reanimación cardiopulmonar se muestran muy abiertos y con muchas ganas de estar preparados para ayudar en el momento exacto. Este hecho da cuenta de eso, motivo por el cual debemos estar orgullosos”, manifestó el secretario de Política Sanitaria y Desarrollo Humano, Gonzalo Meschengieser.