En medio de la interna y con eje en la Provincia, se reunió la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio

Del encuentro participaron los referentes máximos del espacio, aunque hubo ausencias por parte de María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich. También estuvieron representantes de las principales fuerzas que componen en frente a nivel provincial, Jorge Macri (Pro), Maximiliano Abad (UCA) y Andrés de Leo (Coalición Cívica).

cumbre nacional jxc

En medio de la interna que enfrenta Juntos por el Cambio, la Mesa Nacional del espacio se reunió en la tarde noche del miércoles en el barrio porteño de Palermo y hubo acuerdo en sostener “la unidad” del espacio para enfrentar al kirchnerismo, aunque no hubo avances respecto de la conformación de las listas. El principal eje del debate estuvo en territorio bonaerense.

La discusión sobre si acordar listas de unidad en los principales distritos o bien organizar una competencia interna en el marco de las PASO no quedó saldada, aunque sí se resolvió mantener el sello de Juntos por el Cambio sin modificaciones, ya que se trata de una marca ya instalada y conocida por la sociedad.

“Vamos a trabajar para tener una sola lista y si tenemos una PASO para aumentar el volumen político, lo vemos con agrado para enfrentar al kirchnerismo”, enfatizó el jefe del bloque del PRO en Diputados, Cristian Ritondo, quien expresó la voz del PRO ante los medios de comunicación ante la ausencia de la presidenta partidaria, Patricia Bullrich, por motivos personales.

El cónclave opositor tuvo lugar en el espacio de eventos Galpón de los Milagros, en Gorriti 5417, y entre otros referentes congregó al ex presidente Mauricio Macri, al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, al titular de la UCR, Alfredo Cornejo, y al referente del Peronismo Republicano Miguel Ángel Pichetto. La ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal no fue de la partida ya que cumple con la cuarentena obligatoria luego de su viaje a Estados Unidos.

Sí participaron el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, el mencionado Ritondo; el presidente del interbloque en el Senado, Humberto Schiavoni; los titulares de los interbloques de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, y de senadores, Luis Naidenoff; el senador Martín Lousteau; y los representantes de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro, Juan Manuel López y Maricel Etchecoin.

En la Mesa Nacional se incorporaron los referentes de las fuerzas provinciales: el intendente de Vicente López y presidente del PRO bonaerense, Jorge Macri, su par de la UCR, Maximiliano Abad, y de la Coalición Cívica, Andrés de Leo. Sus incorporaciones se leen en el marco de la discusión electoral en la Provincia, uno de los ejes centrales de la reunión, ya que por un lado Jorge Macri buscaría competir en las PASO con el larretista Diego Santilli, mientras que la presencia de Abad se explica por la posible candidatura de Facundo Manes en la misma interna, en representación del radicalismo.

“Destacamos la necesidad de trabajar en una solución de unidad para la provincia y que la estrategia de cada Provincia se acuerde en las mesas Provinciales”, manifestó Jorge Macri luego de la reunión.

Durante el encuentro también se hizo un análisis de coyuntura y se definió no innovar respecto al nombre de la alianza política, una posibilidad que se venía barajando. “En principio estamos ratificando el mismo nombre. La provincia de Buenos Aires para nosotros es muy relevante. Esta elección es clave para el equilibrio de poder, se juega que el oficialismo tenga mayoría en ambas cámaras”, advirtió Cornejo.

Además, los dirigentes acordaron que el piso de votos para integrar la lista en caso de que haya competencia en las PASO se definirá en cada distrito y también se analizó la posibilidad de sancionar a un partido que integre la coalición pero decida competir por afuera en algún sector del país: no se descarta en ese caso ir por el lado de la intervención.   

En medio de las especulaciones sobre cómo se organizará la oferta electoral de Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires, el distrito que reparte mayor cantidad de bancas en el Congreso, el presidente del radicalismo le dio crédito a la posibilidad de una competencia interna, aunque destacó que lo ideal sería que haya una lista de unidad.

“Nosotros creemos que si hay lista de unidad bienvenido sea, pero si hay competencia y es entre buenos candidatos tampoco lo vemos mal”, manifestó y calificó como “provechosas” ambas situaciones. 

Por su parte, Ferraro, presidente de la Coalición Cívica señaló que durante la reunión se hizo mucho hincapié en “garantizar la unidad de Juntos por el Cambio”, a la vez que minimizó la disputa por los liderazgos dentro de la coalición al sostener que en una elección de medio término “lo que se juega es generar los frenos necesarios al oficialismo”.

“Lo que se juega acá es una elección de medio término, de poder generar los frenos necesarios al oficialismo, y el primer paso para la construcción de una alternancia y una alternativa en 2023. Hoy estamos abocados en la unidad de Juntos por el Cambio”, insistió.