En su declaración, Mallo negó conocer a los colombianos del crimen de Unicenter

Marcelo Mallo, el ex jefe de Hinchadas Unidas Argentinas era buscado por la tenencia de un arma de guerra que se utilizó en el doble crimen de Unicenter.

El ex dirigente de Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), Marcelo Mallo, declaró este jueves desde las 9 de la mañana ante la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, que “no conocía a ninguno” de los detenidos por el doble crimen de los narcotraficantes colombianos cometido en el Shopping Unicenter, en 2008.

El abogado José Novello, representante de Mallo (52), contó a Télam que su defendido fue imputado por la jueza Arroyo Salgado, como presunto partícipe del “homicidio agravado” de los colombianos y, alternativamente, por el “encubrimiento”.

Sobre el arma usada en el doble crimen, una pistola Tanfoglio calibre .40 que fue hallada en poder de Mallo, el letrado aseguró que “desde el tres de enero de este año viene diciendo que se la dejó (Leandro) Giso porque se la iba a comprar y como era antes de Navidad le dijo: ‘después de las fiestas te la pago'”.

Tras la indagatoria que duró cuatro horas y media, el acusado fue trasladado por el grupo Albatros de la Prefectura Naval Argentina bajo un fuerte operativo de seguridad.

El ex dirigente de HUA, a quien le colocaron un casco y chaleco antibalas, quedó alojado esta noche en la Unidad 28 Centro de Detención Judicial ubicada en la calle Lavalle 1337 de la Capital Federal, a una cuadra del Palacio de Tribunales.

Por otra parte, la jueza procesó al empresario Martín López Magallanes (47), los ex barras Richard “El Uruguayo” Laluz Fernández (47) -con prisión domiciliaria por otra causa- y Víctor Hugo Ovejero Olmedo (34) y Jorge Moreira (37), repartidor de lácteos y dueño de un lavadero de autos, por “doble homicidio agravado en concurso real por la participación de dos o más personas y por precio o promesa remuneratoria”.

La entrega

malloMallo se había entregado el miércoles 13 de julio por la noche en la Prefectura Naval Argentina (PNA) de Olivos y había sido puesto a disposición de la Justicia que lo acusa de haber ocultado un arma que en 2008 utilizaron para asesinar a dos colombianos en el shopping Unicenter.

Su abogado, José Novello, había explicado que el imputado se presentó junto a otros de sus defensores en la sede de la PNA ubicada en la calle Ugarte, a pesar de que aún no se había resuelto un pedido de eximición de prisión que él había interpuesto.

Mallo quedó a disposición de la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, quien investiga el doble crimen de Unicenter, y también del juez de Garantías de La Plata César Melazo, que había ordenado su detención el 24 de junio pasado.