“La dificultad más grande que tienen las mujeres que dan la teta es la falta de sostén”

En la semana mundial de la lactancia materna, entrevistamos a las puericultoras del grupo Galac, que trabajan de forma voluntaria en el Hospital Erill de Escobar.

lactancia-carmela

Cecilia Alba Iujnevich y Ludmila Dagosto son puericultoras y forman parte del Grupo GALAC que realiza una tarea solidaria, fomentando la lactancia materna en el hospital provincial Erill, en Escobar. 

Con la excusa de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, conversamos con ellas sobre el trabajo que realizan, el rol de las puericultoras, la necesidad de reconocimiento dentro del sistema público, los beneficios de la lactancia y las distintas dificultades que atraviesan las mujeres a la hora de amamantar. 

¿Qué es GALAC?

Cecilia: Nosotras somos puericultoras e integramos el GALAC, que es el Grupo de Apoyo a la Lactancia y a la Crianza que funciona dentro del Hospital Erill de Escobar. Es un grupo que lo conformamos voluntarias y también personal del hospital. Tenemos como objetivo difundir, colaborar con el establecimiento de la lactancia, acompañando a las mamás en este momento tan especial, delicado e intenso que es el nacimiento de un hijo. Para esto desarrollamos distintas actividades, brindamos información mediante charlas sobre lactancia, cuidados del recién nacido, porteo ergonómico. También visitamos a las mamás en el piso de maternidad, a las mamás que están con sus bebés recién nacidos, y vamos abordando dudas, acompañando, ayudando al establecimiento de la lactancia, brindando información, derribando mitos, pero también acompañándolas desde técnicas fisiológicas que requiere la lactancia como también desde lo emocional, porque es una parte muy importante para el establecimiento de una lactancia.

Trabajamos con las primeras prendidas, lo que puede significar un dolor al amamantar, una grieta o un bebé que no se puede prender, cómo sostenerlo y mejorar estas cuestiones, cómo manejar una bajada de leche. Acompañamos a las mamás en estos procesos, tanto las que están en el piso de maternidad como las que tienen a sus bebés en neonatología. Es un tema sostener la lactancia con un bebé que está internado en neo, hay madres que pasan muchas horas en la residencia de madres y las acompañamos también a tener ese proceso de lactancia en estos contextos especiales.

¿Nos cuentan más sobre la puericultura?

Ludmila: La realidad es que las puericultoras o puericultores lo que hacemos es brindar asistencia y sobre todo acompañamiento. Asistencia desde la información y acompañamiento a las familias, a la persona gestante. Nuestro trabajo no siempre comienza una vez que nace el bebé, sino que muchas familias nos convocan para tener una charla para hacer un taller, para informarse si se tiene que preparar o no para la lactancia, tener un poco de información para saber qué cosas esperar, porque la realidad es que cuando uno tiene un bebé es todo un mundo nuevo, así que acompañamos a la persona gestante así como también a los niños, en todo lo que tenga que ver con la lactancia, el cuidado y la crianza. Algo super importante es que también acompañamos en su puerperio, porque no nos olvidemos que una vez que nace el bebé estamos con una mujer puérpera.

Whatsapp Image 2020 08 06 At 10.33.08
Voluntarias del grupo GALAC

Hablamos de la lactancia materna ¿Por qué a nivel mundial se habla de esto? ¿Cuál es el beneficio de la lactancia materna y por qué hay que poner el tema en la agenda pública? 

Cecilia: La leche materna es un alimento único, específico de la especie humana que tiene componentes específicos y es un fluido vivo. Nosotras siempre aclaramos esto. Significa que está lleno de anticuerpos, de bacterias protectoras que les transmitimos al bebé y que en este sentido es un alimento muy difícil de reemplazar por otro. Es el alimento que contiene todo y que no sólo brinda nutrición sino también protección inmunológica. Y de la mano de la lactancia está también el vínculo y el contacto que es igual de importante para el desarrollo saludable del bebé. 

Siempre promovemos la lactancia materna y los beneficios, pero siempre desde el deseo, porque significa poner el cuerpo las 24 horas, los 7 días de la semana, todo el tiempo. Y si a veces no está instalada desde el deseo es más difícil de sostener. Y en ese sentido acompañamos las decisiones de las madres y de las familias en sus procesos de lactancias, brindándole todos los recursos para lidiar y resolver situaciones que se te presentan con la lactancia, pero siempre respetando las decisiones. 

“Si hubiese que producir todo este alimento que producen las mujeres poniendo mucho el cuerpo, serían millones”

Si estamos teniendo que hablar, siendo tan beneficiosa, natural por parte de los mamíferos darles ese primer alimento, al ser algo gratuito y que está disponible, claramente hay obstáculos que nos llevan a tener que darles lugar en una agenda mundial a la lactancia. Este vínculo que aparece tan natural, en el camino aparecen trabas que hacen que tengas que trabajarlas. Algunas las fueron nombrando, pero contanos un poco de las dificultades físicas, culturales, sociales.

Cecilia: Yo me quedé con esto de que es un alimento que es gratis. Claro, es gratis en el sentido que no lo podemos categorizar económicamente pero en realidad no es del todo gratis, implica un cuerpo al 24 horas al servicio. Pero esto es algo importante a poner a la luz porque implica de alguna forma colaborar desde otro lado con el sistema económico produciendo ese alimento. Si hubiese que producir todo este alimento que producen las mujeres poniendo mucho el cuerpo, serían millones. Además de que no se puede, porque es específico, si bien la leche de fórmula trata de imitarlo no hay forma de reproducirlo.

“La lactancia no se sostiene sólo con el deseo de dar la teta, necesita toda una sociedad que acompañe y que se involucre”

¿Qué dificultades acompañando a estas madres se encuentran más allá de lo que imponen las exigencias de un trabajo ¿Cuáles son esas trabas que se encuentran más en la mujer en cuanto a miedos, cómo se trabaja eso?

Ludmila: Hacemos hincapié en informarse, no solamente cuando una ya está con el bebé sino desde el embarazo, esto del miedo que tiene la mujer, la desconfianza que tienen sobre su propio cuerpo, de que no pueden, que no es suficiente, con la duda de si van a poder, si alcanza, si es buena, si es mala.

Cecilia: La desconfianza es algo que se viene instalando con los años de desconectarnos y desconfiar de nuestros cuerpos y ponerle demasiada importancia o peso a lo producido en el afuera. Pero yo creo que hay dificultades con lo que tiene que ver con lo fisiológico, lo técnico que requiere mucha compañía y asistencia de los puericultoras, que tiene que ver con cómo lograr una buena prendida, no tener un dolor en la teta, no tener grieta, la bajada de leche, mastitis, infinidades. Pero creo que la dificultad más grande que tienen las mujeres que dan la teta es la falta de sostén. Realmente para mantener una lactancia, la mujer debe ser sostenida, es imposible mantener una lactancia si no hay alguien que te esté acompañando, acercando un plato de comida, brindando acompañamiento emocional y eso desde el ámbito familiar, más cercano, de pareja o amiga, cuñada, lo que sea, sino también desde la sociedad entera. La sociedad es bastante hostil, las mujeres quedan en un lugar muy hostil cuando salen al mundo sosteniendo la lactancia, teniendo que dar la teta en un espacio público, o en el trabajo, en lugares que no están cómodas, teniendo que sacarse leche en los trabajos, no habiendo un lugar apropiado o un tiempo disponible, acorde a lo que requiere. Entonces eso creo que esa es una de las grandes dificultades con las que nos topamos. La lactancia no se sostiene sólo con el deseo de dar la teta, necesita toda una sociedad que acompañe y que se involucre.

Sé que hay un proyecto de ley en este momento que si no está en discusión, se va a discutir, que busca el reconocimiento del lugar de la puericultura dentro del sistema público, que busca que haya cargos en todos los hospitales y que este trabajo que están haciendo de manera voluntaria y solidaria tenga un lugar de reconocimiento y no dependa de las posibilidades de tiempo de un grupo solidario y que llegue a todos. Cuéntenos por qué tiene que haber alguien dedicado a esto en todos los hospitales públicos.

Ludmila: Justamente lo que se busca este proyecto que está en proceso a nivel provincial y nacional, es en primer lugar regularizar a los profesionales de la lactancia, darles un reconocimiento. Que haya un registro de profesionales de la puericultura. Que el acceso no sea algo que dependa de la posibilidad de ir a una clínica que tenga una puericultora, o si económicamente tenés la posibilidad de pagar. La realidad es que las puericultoras nos especializamos en lactancia con todo lo que eso conlleva, desde la técnica hasta las dificultades que se puede presentar, a lo largo de toda la lactancia porque no es sólo cuando se inicia. Las dificultades pueden aparecer en toda la lactancia incluso en el destete.

La lactancia requiere una mirada también específica…

Ludmila: Exactamente, más profunda. Parte de este reconocimiento que se pide es poder trabajar de manera interdisciplinaria con los otros profesionales que obviamente también son necesarios en este sostener a las familias, a la mujer, de poder trabajar con un neonatólogo, pediatra, obstetra, obviamente que ellos ven muchas cuestiones, hay muchos profesionales que saben sobre la lactancia pero quizás nosotras nos podemos abocar a cuestiones más específicas. Como te decía antes, no es sólo si el bebé aumenta de peso o no, si está prendido o no y sin dejar de lado el acompañamiento que a veces a los otros profesionales por un tema de tiempo les dificulta mucho, sentarse con la mujer y ver qué otras cuestiones hay más allá de la técnica de la lactancia.

Cecilia: Lo que se intenta también es que las puericultoras puedan estar al alcance todas las mujeres porque lo que pasa hoy en días es: ¿Quienes alcanzan a un profesional que las asista en sus procesos de lactancia? El que pueda pagarlo, porque al no estar regulado no puede sacar un turno con la puericultura, no figuramos en las cartillas. Entonces termina accediendo el que puede pagarlo o por ejemplo en el Hospital Erill, las mujeres que se encuentran con nosotras que lo estamos sosteniendo de manera voluntaria, pero que también el trabajo voluntario nos encanta pero es difícil de mantener.

Contactos:

Para contactarse con el grupo GALAC, pueden hacerlo en el instagram @galacescobar

A su vez, para contactar a las entrevistadas, en sus cuentas de instagram: @ceciliaalba.puericultora , @lulidagosto_puericultura

Audio de la entrevista: