A 19 años del asesinato de Mariano Witis, se colocará una escultura en la Plaza de Martínez

El encuentro será el 21 de septiembre, y allí se emplazará "El Principito", obra en memoria del joven asesinado en un caso de gatillo fácil en el 2000. También habrá, como ya es costumbre, un festival de música en su homenaje.

A 19 años del asesinato de Mariano Witis, familiares, amigos y organizaciones de lucha por los Derechos Humanos se reunirán nuevamente en el anfiteatro que lleva su nombre de la Plaza de Martínez.

Como cada 21 de septiembre, en el espacio ubicado en Córdoba y Necochea, habrá un festival donde tocarán distintas bandas musicales de artistas locales, pero además, en esta oportunidad, se colocará una escultura en homenaje a Mariano: El Principito, una pieza hecha con metal reciclado por Martín Graziano. La cita será a las 11 horas, y a partir de allí comenzará la jornada de memoria.

“El arte saca lo mejor de cada uno, y en cualquiera de sus manifestaciones nos permite ver y contar la historia de la lucha de los pueblos, sus dolores, sus alegrías, sus resistencias. Por eso es bueno utilizarlo para poder mostrar el dolor sin ser agresivos con el otro”, reflexiona Raquel Witis, madre de Mariano, en una charla con QUE PASA, y resalta que por este motivo, también se eligió recordarlo cada año con un encuentro musical y, particularmente en este 2019, con la colocación de la escultura.

El Principito nació de un encuentro entre Raquel y Martín, compañero de coro de Mariano, donde la mujer le preguntó si se animaba a hacer algo que representara la vida, la libertad, la música y la alegría. Con hierro reciclado, que fue pedido a vecinos de Martínez y empresas, pudo realizarse la obra.

“Finalmente El Principito encontró su lugar, y será en la Plaza de Martínez, lugar donde Mariano jugó, se divirtió, subía a la calesita y hacía lo que hacen los niños cuando son pequeños. Vivimos a cuatro cuadras de la plaza, y ese fue su espacio de divertimento y de crecimiento”, recuerda Raquel, y recalca que en el pedido para poder hacer el emplazamiento fue acompañada por la Comisión de Memoria Verdad y Justicia de Zona Norte, junto a otros organismos de Derechos Humanos, el bloque de concejales de Unidad Ciudadana y el Intendente Gustavo Posse.

El 21 de septiembre de 2000, un cabo de la bonaerense fusiló a Mariano Witis y a Darío Riquelme en Beccar, convirtiéndose en un caso emblemático de gatillo fácil en la zona norte, y la lucha de los padres de Mariano por justicia tanto para su hijo como para Darío Riquelme, en un ejemplo de dignidad y una bandera contra la violencia institucional (leer más).

“Nos llevó mucho tiempo arribar a la justicia y a una condena más o menos digna por ambos homicidios: el de Mariano, y el de Darío. Al policía que cometió el hecho le dieron 15 años de prisión, en una decisión que se tomó 14 años después de que ocurriera el hecho”, señaló la madre de Mariano.

“Todas las personas debemos dar oportunidades a aquellos que se equivocan, aunque piensen y obren distinto. Quien cuida y guarda la memoria, guarda y cuida la vida, por eso es importante hacer conocer estos casos de violencia institucional para que entre todos podamos prevenirla, y no haya más Marianos, ni Daríos que terminen bajo las balas policiales. Lo más valioso es la vida”, culmina Witis.