Este miércoles habrá un eclipse de luna que se podrá ver en el país

Será el primer fenómeno que se produzca en lo que va del 2021 y se podrá ver de ´manera parcial´ en la ciudad y conurbano.

eclipse luna

Un eclipse de luna total, espectáculo astronómico conocido como “luna de sangre”, se producirá este miércoles y podrá ser visto en forma total en horas de la madrugada en zonas de la Patagonia, mientras que en otras regiones del país, entre ellas la ciudad y conurbano de Buenos Aires, se observará de manera parcial.

El eclipse total de luna podrá ser visto en Australia, el Océano Pacífico, gran parte de América, Antártida, sudeste asiático, parte de los océanos Atlántico, Indico y Antártico.

En determinadas zonas del planeta, se observará una súper luna que se tornará rojiza y durante aproximadamente 14 minutos estará completamente rojiza.

El fenómeno, el primer eclipse lunar de 2021, ocurre cuando el planeta Tierra queda entre el Sol y la Luna, lo que deja al satélite natural en completa penumbra.

En la ciudad de Buenos Aires y en el conurbano bonaerense podrán ver al menos algunas partes del eclipse durante 2 horas y 2 minutos, según se estima.

Para ese fin, los observadores tendrán que hacerlos desde áreas despejadas, con vista libre hacia el oeste sudoeste.

A pesar de que, desde el AMBA la fase total no será visible desde este punto, pero sí se verá un eclipse lunar parcial.

El eclipse penumbral comenzará en esa zona a las 5:47 (hora local) del miércoles 26 de mayo, a las 6:44 se iniciará el eclipse parcial, en tanto que el momento más importante para este punto del mapa (mayor magnitud del eclipse) llegará a las 7:46.

En la zona portela, el eclipse total se producirá las 8:18 cuando la Luna ya se encuentre por debajo de la línea del horizonte y empiece a reinar la luz diurna.

Diego Galperin, del Grupo Astronómico Osiris, que funciona el ámbito de la Universidad Nacional de Río Negro y al Instituto de Formación Docente de El Bolsón, contó que el eclipse será el último total que podrá ser observado hasta 2023.

Además, durante el espectáculo estelar, la Luna se encontrará en la constelación de Escorpio, “lo que hará más bonito el espectáculo en la fase de totalidad, cuando disminuya la luminosidad lunar” y la puesta de la Luna ocurrirá cuando ésta se encuentre totalmente eclipsada y de color rojizo, “por lo que será un lindo espectáculo a fotografiar”.

En diálogo con el sitio Diario 10, indicó que “estos eclipses ocurren cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean, por lo cual nuestro satélite queda dentro del cono de sombra de nuestro planeta”.

“Dicho cono posee dos áreas claramente diferenciadas: una zona más oscura interna denominada umbra o sombra, y una externa más iluminada denominada penumbra”, añadió.

Galperin señaló que «al comenzar el eclipse, la Luna atravesará la brillante zona de penumbra, en la que disminuye su brillo, aunque este cambio es imposible de detectar a simple vista. Más tarde, al comenzar la fase total, la Luna ingresará lentamente en el cono de sombra terrestre, por lo que la Luna llena irá cubriéndose paulatinamente”.

   “Finalmente, cuando toda la Luna haya ingresado dentro del cono de sombra, la Luna se oscurecerá muy notablemente, visualizándose de color rojo. Esto se debe a que parte de los rayos provenientes del Sol se desvían en la atmósfera terrestre, ingresando al cono de sombra y llegando de ese modo a la superficie lunar. Como los rayos solares que más se desvían son los de color rojo, solemos observar a la Luna de un característico color ´ladrillo´”, explicó.

Fuente: NA