Falleció el vecino de San Fernando que recibió un disparo en la cara por revisar un secarropas en la calle

Estuvo internado en el Hospital Cordero 16 días, en estado grave, luego de recibir una agresión con una escopeta por parte de un hombre en plena calle. El sospechoso se encuentra detenido.

Sanzsegovia Opt Opt
Foto: Ariel Sanz Segovia, la víctima del disparo, que falleció este martes.

En la mañana de este martes, falleció un comerciante vecino de San Fernando de 36 años que había resultado gravemente herido tras recibir un escopetazo en el rostro que le causó la pérdida de un ojo, disparado por un vecino que pretendía evitar que la víctima revise un secarropas abandonado en una calle del barrio Villa Jardín.

Ariel Augusto Sanz Segovia permaneció internado con pronóstico reservado y respiración asistida por 16 días en el Hospital Provincial Cordero, donde hoy a las 9 de la mañana finalmente falleció. “Queremos que se haga justicia, que no liberen a quien hizo esto, porque es un hombre que sin mediar palabra le disparó a una persona”, dijo Pamela, hermana de Ariel, a QUE PASA.

El hecho se había dado en la intersección de las calles Roberto Payró y Alberto Gilardoni, cuando la víctima, propietario de una rotisería situada a unas 15 cuadras de allí, regresaba de entregar algunos pedidos junto a un empleado suyo a bordo de un Renault Symbol.

Durante el trayecto, el comerciante observó que había un secarropas abandonado y detuvo la marcha para inspeccionarlo. Pamela contó a este medio que “al momento de parar, la intención era ver si tenía reparación, porque él sabía del tema por cursos que hizo para arreglar electrodomésticos”.

Cuando se disponían a revisar el artefacto, Sanz y su empleado recibieron un grito desde el interior de una vivienda: “Dejá eso ahí”, amenazó un hombre que portaba una escopeta.

Al oír la amenaza, ambos volvieron a la camioneta, y el agresor, sin mediar palabra disparó contra el comerciante y los perdigones de la escopeta impactaron en la cara del Sanz.

Whatsapp Image 2020 05 28 At 4.27.29 Pm
Foto: Así quedó el volante de la camioneta de Sanz tras el disparo.

Pese a las heridas, pudo conducir hasta una posta policial ubicada a pocos metros de alli, en Uruguay y Guatemala, donde recibió atención policial. Pamela aseguró que “no se había resistido ni nada por el estilo ante la amenaza, sólo le contestó que estaba todo bien y se estaba subiendo al auto cuando esta persona le disparó”.

El sujeto que cometió la agresión quedó detenido por personal de la Comisaría 4° de Virreyes, y en su vivienda se realizó un allanamiento donde se encontró la escopeta que habría sido la utilizada para dispararle a Sanz, en el marco de una causa caratulada como “tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.