El FR-Frente de Todos busca que se implemente un sistema público de bicicletas en San Isidro

El proyecto, presentado por la concejal Soledad "Pupi" Durand, propone "integrar la bicicleta en la red de transporte de manera segura y eficiente".

cuarentena-barbijos-bicicleta

La concejal del Frente Renovador-Frente de Todos, Soledad Pupi Durand, presentó un proyecto de ordenanza para promover en San Isidro el uso de medios alternativos de transporte urbano como la bicicleta para desincentivar el uso del transporte público, uno de los mayores focos de contagio del coronavirus.

“Estamos impulsando la movilidad sustentable como medida de salud pública, una decisión fundamental para evitar el uso del transporte público durante la pandemia y para rediseñar la conectividad y el espacio público de San Isidro teniendo como eje a las personas y el cuidado del medioambiente”, afirmó Durand.

“Cada vez son más las ciudades, tanto en nuestro país como en otros lugares del mundo, donde el uso de los medios alternativos de transporte crece significativamente. Avanzar hacia un San Isidro ciclo-inclusivo ayudará a mejorar la movilidad, la salud, el cuidado medioambiental, descongestionar el tránsito”, señaló Durand y agregó: “a medida que se van flexibilizando las disposiciones del aislamiento social, preventivo y obligatorio, más urgente es promover el uso de la bicicleta para evitar situaciones de aglomeración que favorezcan los contagios del coronavirus”.

Pupi Durand Sesión Extraordinaria Hcd San Isidro

A su vez, Durand destacó que “la cuarentena nos demostró que la contaminación baja drásticamente si disminuimos el uso de vehículos contaminantes. Es hora de repensar nuestras ciudades”.

El proyecto busca integrar la bicicleta en la red de transporte de manera segura y eficiente; “implementar un servicio público de bicicletas, que no puede costar más que el transporte público”, con estaciones en los puntos de interés de San Isidro.

Además, propone la construcción de estacionamientos protegidos para las bicicletas, monopatines y otros medios de transporte alternativos, la instalación de barandas de apoyo, semáforos para ciclistas, cartelería vial y señalamiento.

Por último, destaca la promoción de “la participación de los vecinos para llevar adelante esta política ciclo-inclusiva y gestionar micro-créditos personales con tasas bajas y en 50 cuotas para que las y los vecinos puedan comprar bicicletas”.