Sebastian Galmarini: “No fue un robo, fue una burda operación de inteligencia del Gobierno”

El cuñado del intendente de Tigre y referente de San Isidro, Sebastián Galmarini, aseguró que “Berni mantuvo varias comunicaciones con Massa y ambos acordaron no dar a publicidad al hecho hasta que se esclarezca por completo” y que lo ocurrido “es parte de la interna con Verbistsky y Milani” en la inteligencia del Gobierno. “No fue un robo, fue una burda operación de inteligencia del Gobierno”, continuó . Dijo que hace “responsable por la seguridad de nuestra familia a Berni y sus hombres”.

En declaraciones a distintos medios, Galmarini, quien también es candidato por el Frente Renovador, declaró que “nadie le quiere contar a la presidente Cristina Kirchner la verdad de la interna de inteligencia en el Gobierno y por eso están faltando a la verdad”.

“Después del robo, Sergio Berni mantuvo varias comunicaciones con Massa y ambos acordaron no dar a publicidad al hecho hasta que se esclarezca por completo”, dijo el candidato a senador.

“Berni sabía todo desde el mismo día que sucedió el robo. Sergio lo llamó y habló con él varias veces. Le dijo que no sabía nada y que él no tenía absolutamente nada que ver. Le pidió que siguiéramos con la línea de investigación del fiscal”, agregó.

Según Galmarini, “esto es parte de la interna con Verbistsky y Milani” en la inteligencia del Gobierno. “No fue un robo, fue una burda operación de inteligencia del Gobierno”, continuó y dijo que el prefecto Díaz Gorgonio “es un empleado de la inteligencia” nacional.

Además, se preguntó “¿por qué el Gobierno no lo informó el mismo día del hecho si Berni tenía los datos?” y aseguró que “todos los funcionarios le mintieron a Cristina Kirchner”.

Sobre la difusión del hecho, a través de una nota de Horacio Verbitsky en Página 12, dijo que esto “se filtró por la incapacidad de los funcionarios” y arriesgó que el periodista y asesor del Gobierno en temas de Defensa y Seguridad, “lo largó para perjudicar a Berni, Milani y Izcazuriaga”.

“¿Cómo puede ser que nunca supieron que era un agente de inteligencia?. Se lo llevaron, lo sacaron del country para que hiciera esta operación de baja estofa contra Sergio”, disparó. “Está pedido el cruce de llamados, va a quedar todo demostrado”, opinó el dirigente de San Isidro, que aseguró que intentaron “meterle miedo” al candidato a diputado.

“Sergio no dijo en la conferencia que Berni sabía de esto porque pensó que iba a llamarse a silencio. Se le escapa un ‘service’ y encima se da el lujo de hablar. Mejor que explique cómo se le escapó un espía”, detalló un indignado Galmarini.

“Alguien le debió garantizar impunidad (a Díaz Gorgonio) que lo sacaban enseguida. ¿Alguna vez viste que a un ladrón lo encuentren 24 horas después del robo en su casa con todo lo que había robado? Es impunidad pura”, concluyó ante los medios.

“Es una burda maniobra del Gobierno. Alguien puede creer seriamente que un ladrón entra a cara descubierta a un lugar, se lleva la caja fuerte y la deja en su casa”, se preguntó Galmarini.

Finalmente, Galmarini explicó que lo sucedido “tuvo un impacto familiar muy grande. Estamos tratando de cuidar a nuestros dos sobrinos”.