Un gendarme mató a quemarropa a un ladrón que quiso robarle en Tigre

Fue en la localidad de Rincón de Milberg, tras un forcejeo entre el delincuente y el hombre de 55 años. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del municipio.

La imagen del hecho impacta por sí misma. Un nuevo caso de gatillo fácil fue registrado por las cámaras de Tigre, que muestran el momento exacto en el que un gendarme, de 55 años, mató a quemarropas a uno de los dos delincuentes que quiso robarle. El hombre, que fusiló de un tiro en el pecho al ladrón, quedó preso, aunque la justicia analiza si actuó en legítima defensa y en las próximas horas podría recuperar su libertad.

El hecho ocurrió ayer, alrededor de las 5 de la madrugada, en la intersección de las calles Chubut y Callao, de la localidad de Rincón del Milberg, cuando el gendarme se encontraba a unas siete cuadras de su domicilio y fue interceptado por dos jóvenes con aparentes intenciones de robo.

El hecho quedó grabado por una de las cámaras de seguridad y en el video se observa que uno de los ladrones forcejeó con el gendarme, éste se resistió a entregar su mochila, le pegó una trompada y el delincuente arremetió contra la víctima del asalto.

El gendarme tomó distancia, sacó de entre sus ropas su arma reglamentaria y le disparó al delincuente que lo agredía, quien cayó de espaldas malherido de un balazo en el pecho, a apenas un metro de distancia. En ese momento, el gendarme efectuó un segundo disparo al cómplice, que logró escapar del lugar.

Si bien no fue hallado en la escena del crimen y se intenta mejorar la calidad de las imágenes del video, el gendarme declaró que el ladrón que lo encaró estaba armado con un cuchillo con el que le provocó una herida en un muslo y un tajo en su campera.

El delincuente fallecido fue identificado por las fuentes como Emanuel Santiago Talavera (18), quien tenía domicilio en General Pacheco.

La causa quedó a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Rincón de Milberg, que el fin de semana estuvo subrogada por el fiscal Sebastián Fitipaldi, de Benavídez, quien se presentó en el lugar del hecho, ordenó el secuestro de la pistola reglamentaria del gendarme, lo indagó por el delito de “homicidio” y lo dejó detenido hasta que se aclaren las circunstancias del hecho.

Fuente: Prensa Tigre Municipio / Clarín