Habilitaron la reapertura de industrias en San Martín y Pilar

Ambos distritos forman parte de los 6 autorizados por el gobierno nacional, en el marco de las excepciones dispuestas al aislamiento social, preventivo y obligatorio. Las fábricas deberán funcionar bajo protocolos de seguridad y salubridad, y serán controladas por los municipios.

Industrias San Martin Pilar Habilitadas

El gobierno nacional habilitó la reanudación de las actividades industriales en los municipios de San Martín y Pilar dentro de la zona norte, y se sumaron además los de La Matanza, Tres de Febrero, Quilmes y Zárate en el resto del conurbano. Las industrias tendrán la obligación de cumplir con los protocolos sanitarios y ciertas reglamentaciones para su funcionamiento y para el cuidado de los trabajadores, en el marco de la pandemia de coronavirus.

A través de la decisión administrativa 818/2020 firmada por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, publicada en el Boletín Oficial, el gobierno precisó las industrias que están exceptuadas de cumplir con la cuarentena y podrán volver a trabajar en 5 municipios del conurbano y el distrito de Zárate.

Entre las normativas para que se ponga en marcha la actividad industrial, el Gobierno señala que “en todos los casos se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio”.

Según lo detallado en los distintos anexos de la norma, en San Martín se habilitó a la industria automotriz y autopartes; electrónica y electrodomésticos; indumentaria; productos del tabaco; metalurgia, maquinaria y equipos; calzado; gráfica, ediciones e impresiones; madera y muebles; juguetes; cemento; textil; manufacturas del cuero; neumáticos; bicicletas y motos; química y petroquímica; celulosa y papel; plásticos y subproductos; y cerámicos.

Por su parte, en Pilar podrán funcionar las fábricas de partes, piezas y accesorios para vehículos automotores y sus motores y también la producción de tabaco.

En La Matanza se autorizó a la industria de: automotriz y autopartes; indumentaria; metalúrgica, maquinaria y equipos; calzado; gráfica, ediciones e impresiones; madera y muebles; juguetes; textil; química y petroquímica; y plásticos y subproductos.

En los municipios de Tres de Febrero y Zárate solo se exceptuaron del aislamiento social y podrán volver a funcionar las industrias del sector automotriz y autopartes.

Asimismo, en Quilmes se autorizó a volver a las industrias textiles y de fabricación de juguetes.

En la disposición publicada se aclara que “los desplazamientos de los trabajadores deberán limitarse al estricto cumplimiento de la actividad exceptuada por la presente”.

Además, se prevé que “los empleadores deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas por las respectivas jurisdicciones para preservar la salud de los trabajadores”.

También se remarca que son los empleadores que tienen la obligación de ocuparse de que los trabajadores “lleguen a sus lugares de trabajo sin la utilización del transporte público de pasajeros”.

Otra de las aclaraciones es que los trabajadores “deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación – Covid-19”.

Desde el Ejecutivo nacional se indica que la provincia de Buenos Aires “deberá dictar las reglamentaciones necesarias para el desarrollo de la actividad, pudiendo limitar el alcance de la excepción a determinadas áreas geográficas o a determinados municipios, o establecer requisitos específicos para su desarrollo que atiendan a la situación epidemiológica local y a las características propias del lugar”.

El circuito para lograr esta habilitación se inició desde los municipios bonaerenses que hicieron sus pedidos de autorización a la provincia de Buenos Aires, que fue quien estudió cada caso y luego lo elevó a la Nación, que tuvo la palabra final para autorizar la reanudación de actividades.