Intentó tomar un terreno en Tigre y el supuesto dueño lo mató de un balazo

Sucedió en el barrio El Arco de Benavidez. El supuesto propietario quedó detenido por “homicidio”.

Terreno Toma Benavidez El Arco

Un hombre que intentó tomar un terreno e instalar una casilla en el partido de Tigre fue baleado por quien dice ser el dueño de la propiedad y murió tras recibir al menos un balazo en el pecho. Quien se presentó como uno de los propietarios es un albañil que terminó detenido.

El hecho sucedió el viernes último en la localidad de Benavídez. Según informaron fuentes policiales, Marcos Javier Verón (27) junto a otras personas, intentaron tomar en un terreno ubicado en Godoy Cruz y Rivarola del barrio El Arco de la mencionada localidad de Tigre. Tras una discusión que se dio entre quienes intentaban ocupar la propiedad y dos hermanos supuestos propietarios, entre los que se encontraba el albañil Juan Carlos Cejas (43), Verón resultó herido con al menos un disparo en el pecho.

Al arribar el personal policial, llevaron al herido al hospital de la localidad de Pacheco, donde murió a los pocos minutos.  

La causa quedó a cargo de la fiscal Laura Capra de la Fiscalía Descentralizada de Benavídez. Agentes de la comisaría 4° de Benavídez llevaron a cabo dos allanamientos en búsqueda del arma homicida, pero obtuvieron un resultado negativo, detallaron las fuentes.

Luego de las primeras averiguaciones y toma de testimonios, la fiscal Capra otorgó la libertad del hermano mayor y solicitó la prisión preventiva para el de 43 como autor material del crimen, al cual indagará durante el día de mañana para avanzar con la causa.

Sin embargo, Vanesa, la madre de Verón, aseguró esta mañana en diálogo con el canal C5N que el terreno en cuestión “no tiene dueño” y que su hijo había comprado días atrás “una casilla” para instalarse en el lugar.

La mujer, que ya aportó su testimonio a la Justicia, comentó notablemente angustiada que “siempre hubo personas que se peleaban por meterse ahí”, y que un vecino le escribió a su hijo para sugerirle que construyera su precaria vivienda en el lugar.

“Él estaba poniendo las paredes y apareció esta persona (por Cejas) corriendo junto a otro, los dos armados”, relató, y agregó que en ese momento le avisaron de la situación, por lo que se acercó hasta el terreno.

Vanesa aseveró que no existió ninguna discusión ni enfrentamiento, sino que el acusado y su hermano comenzaron a dispararle a su hijo “sin mediar palabra”, hasta que “le dieron en el corazón y cayó de boca al piso”.

“Me metí para sacarlo y seguían tirando, les dije que lo iba a sacar y seguían tirando, sentía los balazos a los costados de mi cabeza, están todos los vecinos como testigos”, agregó entre lágrimas.

Además, apuntó contra algunas versiones trascendidas en los medios que dan por sentado que su hijo estaba usurpando el terreno y que Cejas actuó “en defensa propia”: “Es mentira, hay tres casas ahí de personas que son parientes y entre ellas armaron todo”.

“Es un barrio muy chico y nos conocemos todos, nunca pensé que este tipo le iba a sacar la vida a mi hijo”, dijo.

“Todo el barrio sabe lo que era él, quiero que se haga justicia por mi hijo, no voy a dejar esto así”, concluyó la mujer.