Inundados en San Isidro: Posse celebró las obras y volvió a ignorar a los vecinos mas humildes

Muchos de los barrios más humildes del distrito volvieron a inundarse. Sin presencia del municipio, sin planes de contingencia frente a la emergencia en estos barrios, el intendente celebró en los medios las obras hidráulicas y realizó donaciones para los inundados de Luján.

Por Ariel Gómez Barbalace
Un fuerte temporal viene azotando la región estos últimos días, donde a la gran cantidad de agua caída se le ha sumado una fuerte sudestada, generando una situación que volvió a complicar muchos barrios de la zona norte, espacialmente en los municipios de Tigre y San Fernando. Miles de vecinos de barrios humildes, sufrieron nuevamente el agua dentro de sus casas y la pérdida de muchas de sus pertenencias.
Mientras el gobernador Scioli y el diputado Sergio Massa ocuparon el espacio mediático con una batalla naval sobre las responsabilidades en la inundación, el intendente de San Isidro Gustavo Posse, en plena campaña de posicionamiento como figura provincial, volvió a recorrer medios locales y nacionales celebrando las obras hidráulicas de San Isidro e ignorando, una vez más, a las centenares de familias que sufren la inundación en cada lluvia de mediana intensidad.
“Lamentablemente varias localidades de la Provincia se inundaron. La situación en San Isidro se resolvió bien gracias a las obras y a toda la infraestructura”, afirmó Posse en la gacetilla de prensa difundida en el día de hoy. “Los 172 kilómetros de conductos fluviales, los 10 kilómetros de la defensa costera, los reservorios, las estaciones de bombeo, el trabajo del personal capacitado y las obras preventivas evitaron que en San Isidro tengamos que lamentar los problemas que la lluvia provocó en otras localidades bonaerenses” concluyo el intendente.
Pero lo cierto es que nuevamente familias del bajo de San Isidro y de distintas zonas de Beccar volvieron a inundarse, y tuvieron que escuchar otras vez la negación que el intendente repite ante esta angustiante situación
Que Pasa recorrió esta tarde el barrio La Cava de Beccar, donde decenas de familias se encontraban sacando el agua a baldes de sus casas, sin ninguna presencia ni ayuda del municipio. Los dichos de Posse, desconociendo la inundación, se reflejaban en la ausencia de gestión municipal frente a una situación repetida y previsible
Sin planes para urbanización, prohibiendo ilegalmente el ingreso de materiales de construcción al barrio, el municipio tampoco trabaja en un plan de emergencias que permita asistir las esperables consecuencias de cada lluvia: escasas bombas para extracción de agua, ausencia de personal municipal en las zonas críticas, y total desamparo de numerosas familias que, por la noche ven al intendente en el prime time de la TV diciendo que San Isidro no se inunda.
Según informó oficialmente, el Municipio que hasta horas del medio día no se había acercado a las casas de estos vecinos, envió alrededor de 3 mil kilos de alimento no perecedero y colchones para los inundados de Luján.
Varios de los vecinos inundados señalaron a Que Pasa la imposibilidad de arreglar sus casas por la restricción del municipio al ingreso de materiales, aún solicitando el permiso correspondiente. Varios sufrieron indicaron que no hubieran tenido agua en sus casas pudiendo realizar las refacciones que el municipio les impide. Esta situación supone una vulneración de derechos y un trato discriminatorio que nuestro medio viene denunciando en distintas publicaciones desde el año pasado, y por la cual en intendente ha recibido una denuncia ante el Defensor del Pueblo de la Provincia (ver nota).
Compartimos algunas fotos de las casas de vecinos que quisieron mostrar la inundación a Que Pasa, horas después del momento más crítico del temporal.