Invasión de juguetes: Una propuesta para jugar y aprender que se vive en Tigre

En el Museo de la Reconquista, y con el acompañamiento del Museo del Juguete de San Isidro hay una muestra de juguetes de diferentes épocas, salas de juegos y actividades para toda la familia.

Los juguetes evocan nuestros tiempos de infancia y traen con ellos recuerdos de costumbres y espacios colectivos. Por esto, el Museo de la Reconquista, con el aporte y asesoramiento del Museo del Juguete de San Isidro y la colaboración de vecinos de Tigre, diseñó Invasión de Juguetes, una propuesta que reúne exposiciones, salas de juego y actividades interactivas.

En la Sala de Muestras Temporarias, una interesante colección de juguetes de distintas épocas deslumbrará a más de una generación. Un paseo recomendado para cortar con el estereotipo del “grande” y el “chico” y redescubrir épocas de juego, sin importar las edades.

Quienes circulen por el Museo encontrarán también que los juguetes invaden todas las salas, promoviendo la reflexión sobre su permanente presencia y significación social y estarán invitados además a jugar en la sala Delta Subjetivo convertida en una sala de juegos.

La expo puede visitarse en el histórico museo ubicado en avenida Liniers 818, hasta el 5 de agosto, de miércoles a domingos de 10 a 18, con entrada libre y gratuita. Además, se realizan visitas guiadas con cita previa, de miércoles a viernes (consultas en museoreconquista@tigre.gob.ar o al 4512-4496). Durante las vacaciones de invierno hay actividades especiales de suman al recorrido de la muestra y a la sala de juegos.

El director coordinador de Patrimonio, Pablo Pereyra, remarcó que “uno de los desafíos de los museos es captar el interés de las nuevas generaciones. Es por eso, que pusimos en escena estos juguetes, porque para los más grandes son disparadores increíbles de recuerdos y a su vez reflejan el disfrute en los más chicos”.

“Es una oportunidad muy importante de participar de un museo público, con similitudes al nuestro, porque permite compartir de manera itinerante nuestras piezas. Es interesante apoyar un proyecto que un museo sea permeable al juego”, culminó Cecilia Pitrola, directora del Museo del Juguete de San Isidro.