Un joven se encuentra grave tras ser agredido por patovicas en un boliche de Malvinas Argentinas

Sergio Correa se encuentra internado en el Hospital Municipal de Trauma y Emergencias doctor Federico Abete de Pablo Nogués, tras recibir una paliza del personal de seguridad de Camelot, boliche de Los Polvorines, en la madrugada del sábado.

correa-golpes-boliche-malvinas-argentinas

Sergio Correa, un joven de 5 años, se encuentra internado en grave estado luego de recibir una brutal golpiza por un grupo de patovicas del boliche Camelot, ubicado en la localidad de Los Polvorines, en Malvinas Argentinas.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado, pasadas las 4.30, en la puerta de la disco ubicada en avenida Presidente Perón y Darregueira, en pleno centro de esa localidad, cuando en la puerta del local, y frente a una supuesta pregunta del joven sobre por qué lo habían sacado del boliche, se ve una desmedida agresión por parte del personal de seguridad del lugar, que dejó a Correa tirado inconciente en el medio de la avenida.

De acuerdo a lo que contó a Crónica Noelia, hermana de Sergio, el chico “había ido a jugar al fútbol y luego pasó un rato por el boliche, porque su papá vive enfrente. Cuando un amigo con el que había ido, se fue al baño, lo agarraron varios patovicas y lo sacaron a los empujones y golpes Al parecer hubo una pelea adentro y se la agarraron con él, que no tenía nada que ver”.

 

“Estaba con una gorrita, jean claro, zapatillas oscuras, se ve muy clarito que él está parado en la puerta y el primero que tira una patada y le saca el celular de la mano, es uno de los patovicas, después lo agarra otro, lo tiran contra el auto, le pegan y le pegan entre dos, va otro por atrás, le pega una patada por atrás, corriendo. Ahí parece que uno de los dueños lo separa, ahí para un auto y viene otro y le da una patada que lo tiró a un costado del cordón. Fueron los tres patovicas”, contó la hermana de la víctima.

“Había una pelea adentro, pero Sergio no tenía nada que ver con eso, para mí fue una equivocación, por confusión. El no había tomado nada, se lo ve tranquilamente, ni atacando ni tirado ni nada. Estaba preguntando por qué lo habían sacado”, relató Noelia.

 

Ahora, Sergio se encuentra internado en el Hospital Municipal de Trauma y Emergencias doctor Federico Abete de Pablo Nogués, donde quedó alojado en terapia intensiva, en coma. Su hermana dijo que “los médicos dijeron que hay que esperar las primeras 72 horas. El no se despierta, está inconsciente y no podemos tener su declaración”.

“Estuvimos tan mal, tan mal, viste cuando tenés a alguien que se te está muriendo en el hospital. Estuvimos esperando el parte médico de qué es lo que iba a pasar con él. Tiene muchísimos hematomas, en todo el cuerpo, rotas las costillas, coágulos en el cerebro. Está lleno de cables, de máquinas. Quedó a la buena de Dios. Estamos esperando qué es lo que va a pasar de acá a las siguientes horas”, culminó la hermana del joven.