Kicillof: “Antes la Provincia se gobernaba a control remoto desde la Ciudad de Buenos Aires”

El gobernador bonaerense cuestionó a la gestión de la ex gobernadora María Eugenia Vidal y dijo que el gobierno actual "no viene a usar la Provincia como trampolín para otra cosa". Además, habló de la unidad del Frente de Todos en el año electoral: "Las decisiones de la Nación las toma el presidente".

kicillof 678910

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó que asumió su cargo “para gobernar la provincia y no a usarla de trampolín para otra cosa” y consideró que su administración persigue “las mismas metas a pesar de la pandemia”, que es la de “un Estado presente”. Además, destacó la unidad del Frente de Todos y aseveró que “las decisiones nacionales las toma el presidente de la Nación, Alberto Fernández”.

En el marco del brindis por el Día del Periodista que se realizó en el Salón Dorado de la sede de gobierno, en La Plata, el mandatario provincial planteó que “muchos dicen que es una provincia inviable”, pero alertó que “lo inviable era tratar de gobernarla a control remoto, sin estar ni habitar sus espacios de gobierno”.

“Es muy difícil revalorizar a la provincia sin conducirla desde la capital bonaerense y nosotros nos propusimos hacerlo”, manifestó y expuso que su gobierno trabaja “en los edificios públicos que posee el Poder Ejecutivo”, en La Plata, mientras “antes se intentó gobernarla desde las oficinas porteñas del Banco de la Provincia de Buenos Aires o desde lugares que no eran ni siquiera del Estado provincial”. “Eso fracasó”, dijo.

En ese marco, Kicillof expresó que “no sólo se gobernaba desde afuera de la provincia sino mirando Netflix” e indicó que escuchó al consultor ecuatoriano Jaime Duran Barba reconocer “que no era sólo (Mauricio) Macri, sino que a las 5 o 6 de la tarde, se iban todos”.

“Nosotros somos un Gobierno distinto, comprometido y presente. El sufrimiento de esta pandemia lo transcurrimos al lado de la gente en el territorio. No es una épica sino lo que la gente votó. Por eso la gente votó al Frente de Todos. Dimos batalla y pelea todos los santos días”, dijo el gobernador.

“Vinimos a gobernar la provincia de Buenos Aires, no a usarla de trampolín para otra cosa”, siguió y recordó que “la propia (exgobernadora María Eugenia) Vidal tenía su plan V corta”.

Sostuvo que “no tiene que ver con el marketing” contar que vive junto a su familia en la residencia oficial, en La Plata, o que trabajan desde Gobernación. “Esos son símbolos. Después, hay que llenarlos de contenido”, dijo al respecto.

Destacó luego que los planes de llevar adelante “reformas estructurales” en materia de salud, educación, producción y trabajo “siguen vigentes a pesar de la pandemia”, celebró que la provincia tenga “un gobierno protector y un Estado presente”, y ponderó el plan de vacunación contra el Covid-19. “Hay quienes dijeron que se muera quien se tenga que morir. Nuestra respuesta a la pandemia fue peronista, apostando al Estado, a igualar situaciones distintas, a no privatizar”, continuó y analizó que la del oficialismo fue “una política de cuidado de la vida”.

“Algunos diarios dicen que se decide todo acá en La Plata. Es mentira y es para hacer daño. Lo dijeron para romper el frente. Pero lo bueno de esa frase es que refleja que hay un gobierno funcionando, pensando y trabajando no para las cámaras sino 24 horas los 7 días”.

En ese tono, insistió que “las decisiones nacionales las toma el presidente de la Nación. Conformamos un frente muy amplio, con pesos pesados. Es lógico que consulte. Pero las decisiones las toma él” y subrayó que “acá se toman las decisiones de la Provincia, buscando revalorizar a la Provincia”.

Puso de relieve la “honestidad y transparencia” de su administración, recordó que la anterior etapa “fue muy oscura” y graficó: “Hubo aportantes truchos y obras pagadas sin hacer, entre otras cosas”.

Por otro lado, destacó que los integrantes de su Gabinete “son no sólo buenas personas, sino funcionarios honestos y comprometidos que tienen planes de transformaciones estructurales”, indicó que cada decisión que se adopta “está profundamente discutida no sólo al interior del gobierno sino con especialistas”.

Admitió que le enojan “las operaciones o falsas noticias”, acotó que en su Gobierno “siempre la prensa encontrará una explicación, un punto de vista o una respuesta” y cuestionó “a los medios opositores que tienen posiciones políticas, que no explicitan”.

“Eso los lleva a tergiversar información y me preocupa. Nosotros tenemos muchos frentes de trabajo y se puede opinar lo que se quiera, porque de eso se trata la libertad de prensa, pero no me parece bien que se oculte. El viernes anunciamos la firma de un contrato para comprar 15 millones de vacunas y no fue noticia”, apuntó.

Finalmente, expuso que su Gobierno desea un retorno a la presencialidad escolar “lo antes posible”, pero expuso que ahora “predomina lo sanitario” dado que las clases en las aulas generan “movimiento y contagios”.

“Son medidas dolorosas, pero estamos en una pandemia y hay que salvar vidas”, destacó y celebró que los nueve días de restricciones dispuestas para minimizar los contagios de coronavirus “fueron difíciles y complicadas, pero efectivas porque ya empezaron a bajar los casos”.