Kicillof creó un subsidio de hasta $50.000 para desalentar las tomas de terrenos

Está destinado a personas que estén en situación de vulnerabilidad para el acceso a la vivienda.

Axel Kicillof

Este viernes finaliza el plazo para que se lleve adelante el desalojo de tierras en Guernica y, en ese marco, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, oficializó la creación de un subsidio mensual de $50.000 para la personas que se encuentren en una situación de vulnerabilidad en relación a la posibilidad del acceso a la vivienda.

En el Boletín Oficial de se publicó el decreto 938 mediante el cual se creó el Programa de Asistencia Crítica y Habitacional que tiene como objetivo atender a la población vulnerable, través del cual se creó además un Fondo Especial de Subsidio para la Asistencia Crítica y Habitacional, para dotar al programa de los recursos necesarios.

El programa estará destinado a la población que “necesite asistencia para acceder a una vida digna, tanto desde el punto de vista alimentario, como habitacional, mejorando las condiciones de habitabilidad de grupos en situación de riesgo social, y la calidad de vida”. El Ministerio de Desarrollo de la Comunidad podrá otorgar subsidios de hasta $50.000 mensuales a cada beneficiario por tres meses, prorrogables por tres más.

El subsidio que se otorgue deberá ser destinado a gastos de alojamiento, materiales de construcción y otros que tengan como propósito resolver el problema habitacional existente, como así también a alimentos, elementos de higiene personal, y elementos de prevención, entre otros elementos de primera necesidad.

Entre los fundamentos de la medida, se remarcó que “resulta especialmente preocupante, la situación de aquellas personas que, por verse privadas de una vivienda digna, se encuentran en un contexto de extrema vulnerabilidad”.

“Con el objetivo de acompañar, cuidar y asistir a esos sectores más necesitados de la sociedad, y a fin de mejorar las condiciones de habitabilidad de grupos en riesgo social, es necesario optimizar los recursos destinados a las políticas públicas existentes”, indica la norma.

La medida busca no sólo complementar el desalojo de Guernica desde una cuestión social sino además desalentar las tomas que se vienen dando en los últimos meses en el territorio bonaerense.