Vecinos de La Cava no renuncian al sueño de la urbanización

Conformaron la organización barrial Suelos de La Cava, desde donde buscan trabajar para poner en la agenda política las condiciones de vivienda del barrio y no renunciar a la idea de la urbanización.

El barrio La Cava de Beccar es seguramente el símbolo más importante de los grandes contrastes sociales de nuestra zona norte: la opulencia de mansiones que, paredón mediante, lindan con un barrio de estrechos pasillos, casas hacinadas, carente de servicios básicos, donde muchísimas personas viven en una situación de extrema precariedad.

En ese barrio, un grupo de vecinos, referentes sociales, todos “nacidos y criados” en La Cava, han conformado una agrupación barrial con el fin de luchar por lo que consideran un sueño posible: la urbanización del barrio. Decidieron no quedarse en la frustración que cuenta una larga historia de promesas incumplidas y planes de viviendas truncos,  superando el desencanto de sus propios vecinos y la indiferencia del “afuera”.

“Desde muchas formas buscamos forzar una voluntad política que está dormida”

Suelos de La Cava es un grupo de vecinos  que se formó para luchar por el derecho a vivir más dignamente en nuestro barrio, por la urbanización, que no sólo tiene que ver con lo edilicio, sino con la entrada de servicios. Desde muchas formas buscamos forzar una voluntad política que está dormida” dice Fernanda Miño, que con 41 años es madre de 4 niñas, catequista en la escuela parroquial y dirige una ONG que recibe a más de 50 niños, que varias veces a la semana meriendan, realizan sus tareas escolares y distintas actividades recreativas.

Junto a Fernanda está Daniel Cardozo, otro viejo militante de la causa de la urbanización de La Cava. Daniel cuenta de las distintas organizaciones que en estos últimos 30 años han trabajado con este fin, al que no se permite renunciar: “Van a ser 57 años que vivo en el barrio. El objetivo es que lo urbanicen. No nos resignamos a terminar nuestras vidas viviendo en lo que es hoy. Yo tengo nietos en el barrio y uno no quiere que vivan la misma realidad que a uno le toco vivir”.

rp_Cava-6.JPGA pesar de las carencias, todos hablan con orgullo de su barrio y muestran un gran sentido de pertenencia. Elsa,  vecina que se sumo hace poco a la organización remarca la necesidad de “comunicar” lo que sucede. Y Juan Carlos, marido Fernanda, sabe que por su trabajo, podría vivir en otro lugar junto a su familia: “me quedo por los chicos, para poder darles algo mejor de lo que nosotros tuvimos”  dice trasluciendo un enorme compromiso con el trabajo social que llevan adelante.

Suelos de La Cava viene tejiendo redes dentro del barrio. “El año pasado nuestro objetivo fue llevar el tema de la urbanización a las otras instituciones que trabajan en La Cava” cuenta Fernanda, y hace referencia a un ciclo de charlas que junto con las organizaciones nucleadas en “Cava en Red” realizaron, finalizando con un “festival por la urbanización” donde hicieron público un informe que  busca resumir algunas de las principales problemáticas en torno a la vivienda que hay en el barrio.

[VER INFORME COMPLETO]

“Hay muchos vecinos que viven un condiciones infrahumanas y tratamos de ayudar, buscar soluciones, reclamar al municipio respuestas que cuesta mucho que lleguen”

Pero las urgencias de todos los días ocupan gran parte del trabajo. “Hay muchos vecinos que viven un condiciones infrahumanas y tratamos de ayudar, buscar soluciones, reclamar al municipio respuestas que cuesta mucho que lleguen” cuentan. También comenzaron a trabajar el año pasado en el proyecto del ingreso de cloacas a un sector de barrio. “Nos convocaron del Municipio, hicimos reuniones informando a los vecinos. En campaña  dijeron que en diciembre comenzaban las obras, y aún está todo parado” cuenta Fernanda.

Para trabajar en un proyecto tan importante como la urbanización, este grupo ha tendido redes, no sólo dentro sino también fuera del barrio. Así vienen trabajando junto a Vivienda Digna (Fundación Sagrada Familia), una organización que hace más de 30 años trabaja en la problemática de la vivienda,  y a la Cátedra de Urbanismo de la Universidad de Gral. Sarmiento, además de otros profesionales que se han sumado a la causa.

La urbanización de La Cava no es un imposible. Pero este grupo sabe que mover la voluntad política en este sentido no es sólo una responsabilidad de los vecinos del barrio. Y así lo dice Fernanda: “Queremos poder sacar el problema de la urbanización afuera del barrio. Poder contarle al vecino de San Isidro que La Cava no está urbanizada como muchos creen. Que hay muchísimas familias que viven muy mal y que los vecinos de La Cava tenemos derecho a vivir dignamente. Queremos poner a la urbanización en la agenda política, que no se olviden, que no miren para otro lado. Sabemos que con decisión política esto se puede lograr y también sabemos que esto no sólo tiene que ser un sueño de los que vivimos en la Cava, sino de todos los vecinos de San Isidro”.