La educación en la agenda de Galmarini

|San Isidro | El Senador Provincial Sebastián Galmarini visitó escuelas de Boulogne expresando su preocupación por el estado de la escuela pública, con críticas a los gobiernos provincial y municipal.


Sebastián Galmarini, referente sanisidrense del Frente Renovador, recorrió en los últimos días escuelas del distrito, mostrando su preocupación por la problemática educativa.
Tras visitar la Escuela Primaria Nº 16 de Boulogne, recibido por Directora de la institución, Gladys Peralta, el presidente de la Asociación Cooperadora, Gabriel Seminara, y la secretaria, Fernanda Carija, expresó: “Las escuelas públicas llevan años y años de abandono. La situación del gobierno provincial es tan crítica que aún no han actualizado los montos salariales desde el acuerdo luego de los 18 días de paro. Habría que preguntarle al gobernador cómo permitieron semejante desidia”. 
El Senador por la primera Sección Electoral describió el estado de la EP Nº 16: “Aquí el pasillo principal de la escuela se inunda, el techo está quebrado y tiene numerosas filtraciones, aún hay letrinas en los baños, los cañerías pierden. También faltan insumos, materiales para las clases de Educación Física, banderas de ceremonial. Todos tenemos que ponernos a trabajar en brindar soluciones concretas a nuestra comunidad educativa, sin distinción de jurisdicciones. Por lo pronto, ya iniciamos varias gestiones y esperamos  en breve volver a visitarlos con algunos de sus problemas resueltos.”
Una situación similar encontró en las escuelas Nº 20, 24 y 28 del Barrio San Isidro (BASI), en Boulogne.

Preocupado por la crítica situación edilicia y la baja matrícula de alumnos del polo educativo del Barrio San Isidro (BASI), conformado por estas escuelas Galmarini se reunió con inspectores y directivos para evitar el posible cierre de la Escuela Nº 28 y reclamar soluciones urgentes.
El legislador del Frente Renovador, acompañado por  la concejal Marcela Durrieu, recorrió las instalaciones y se comprometió a acompañar las gestiones que ya realizaron los responsables de la Escuela Nº 28 y los inspectores ante el Consejo Escolar de San Isidro y la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires para que se ejecuten las mejoras necesarias y también para solicitar la jornada extendida y promover de ese modo el crecimiento de la matrícula.
“Sencillamente hay estado de abandono no sólo edilicio, sino también un total estado de desprotección para los alumnos y los docentes de la Escuela Nº 28. Hay vidrios rotos, el comedor se inunda con aguas servidas y con las lluvias, hay aulas sin puertas, los techos tienen filtraciones, el mobiliario está roto. Es un verdadero desastre que sólo lo explica la desidia y la falta de gestión en todos los niveles” señalo Galmarini.

 “Si bien el principal responsable es el gobierno provincial y su pésima política educativa, un municipio con alrededor de 1800 millones de pesos de presupuesto anual podría tener un rol más activo y cuidar a nuestros niños, que en definitiva son vecinos de San Isidro”, concluyó el legislador provincial.