Continúa el paro de colectivos de la línea 60 y habrá una nueva asamblea

Los trabajadores decidieron no salir de las terminales porque un compañero fue aplastado por una de las unidades en la terminal de Barracas. Reclaman mayores medidas de seguridad.

Los colectiveros que trabajan para la línea 60 continuaban hoy con el paro de actividades en reclamo de mayores medidas de seguridad en la empresa tras la muerte de un mecánico y realizarán al mediodía una asamblea para definir si siguen adelante con la medida de fuerza.

La línea 60 de colectivos, que recorre varios municipios de la Zona Norte del conurbano bonaerense, no presta servicios desde el viernes 9 de septiembre.

El accidente fue en la terminal que la línea tiene en Barracas, cuando un operario trabajaba en uno de los talleres y de repente fue aplastado por uno de los colectivos al fallar un elevador. El obrero, de nombre David Ramallo, de 35 años, sufrió heridas graves y fue trasladado de urgencia al Hospital Penna en estado reservado, informó Héctor Cáceres, delegado de la línea 60, quien afirmó que el cuerpo de delegados ya venía denunciando a la empresa por las malas condiciones de los elementos de trabajo.

Esta mañana el delegado sindical Javier Esponda señaló que “en la asamblea se van a decidir los pasos a seguir”. “Estamos consternados con lo que pasó”, remarcó el gremialista en diálogo con el canal de noticias TN al señalar que el trabajador fallecido “era un compañero de fierro, tenía tres hijos, uno recién nacido, y hace 18 años trabajaba acá”.

Esponda afirmó que “vinimos denunciando esto pero nadie toma cartas en el asunto”.

El mecánico falleció ayer tras ser aplastado por una unidad cuando realizaba tareas de reparación, por lo que trabajadores de inmediato iniciaron un paro y se declararon en estado de “asamblea permanente”.

Los choferes de la línea 60 indicaron en un comunicado que “desde que el grupo Dota mudó la cabecera a la nueva terminal del barrio de Barracas, los trabajadores venimos denunciando que los elevadores neumáticos no cumplían con las garantías mínimas de seguridad”.

“A pesar de nuestras advertencias, la parte empresaria no tomó cartas en el asunto”, insistieron. El paro afectó a los servicios de todos los ramales de la línea 60 que recorre más de cien kilómetros a diario entre el barrio porteño de Constitución y las ciudades bonaerenses de Escobar, Pilar y Tigre.

Fuente: Agencia DyN