La Odisea de los Giles (o la histeria de querer ascender antes de jugar)

Darío Guadalupe, periodísta en hincha de Tigre, analiza el arranque del torneo para los de Victoria.

Tigre Equipo Septiembre 2019

Yo soy un gil. Vos también lo sos. Todos nosotros somos giles. ¿Acaso alguien nos dijo que el ascenso esta ganado desde antes de comenzar el torneo? No. ¿Puede nuestra flamante estrella sobre el escudo jugar sola y ganar los partidos? Tampoco. Entonces, ¿por qué esa histeria tras cinco fechas al no ver a Tigre arriba de todos en la tabla?

El mismo Chino Luna lo dijo post partido ante Santamarina: “Todos estamos pensando en junio y no en el día a día. Estamos bien, pero no tenemos que dar por descontado el ascenso”. Y si, razón tiene. Que cataloguemos a los rivales como murgas o sociedades de fomento no nos da los tres puntos automaticamente. Hay que superarlos y ganarles. Meter mas goles que ellos. Tan simple como eso.

El consuelo en estas cinco fechas es que el equipo está jugando mejor. Haciendo el período de adaptación, va encontrando soluciones al golpe de realidad que fue la primera fecha. A Tigre no lo superaron en ningun partido, a excepcion de algunos pasajes breves. Ni siquiera Quilmes que ganó por dos jugadas aisladas. Pero el Matador deberá ser regular durante los 90 minutos. En esta categoría nadie regala nada. Ni Santamarina que vino a Victoria a buscar un empate y aún en desventaja y entregado aprovechó una desatención en el fondo para empatar.

Marinelli está sólido, la defensa de a poco va entendiendo el roce de la categoría, el mediocampo tiene muchas variantes en buen nivel. Falta que Montillo y Cachete se suelten constantemente para generar juego y atacar con mas delanteros. A Enzo Díaz se le puede criticar el penal errado pero la realidad es que le llegan pocas pelotas para convertir. Pipo deberá cambiar el sistema de acuerdo al rival para forzar errores ajenos y aprovecharlos.

Así y todo Tigre está a tres puntos de la cima con 25 partidos por jugar. Imaginense cuando el equipo empiece a tener el nivel que lo llevó a su primer titulo. Mientras, no convirtamos esto en un sufrimiento. Entendamos el proceso y sepamos que, como dijo el Chino, estamos bien.

Que no sea una odisea este torneo. Y menos una odisea para los giles que pensaron que el ascenso ya lo teniamos ganado