Liberan a dos policías acusados de un robo en Ituzaingó

El hecho ocurrió en la mañana del viernes en calle Orán y Pringles. Los presuntos delincuentes se llevaron una moto, un casco, una mochila, teléfonos celulares y documentación.

Patrullero Hurlinham

Dos jóvenes fueron asaltados por un grupo de delincuentes en la puerta de una vivienda de la localidad bonaerense de Ituzaingó, y por el hecho detuvieron a dos policías en actividad cuando escapaban por la colectora de la Autopista del Oeste, pero los liberaron por “falta de mérito”.

Según la investigación, el robo se perpetró el viernes por la mañana a dos amigos mientras se encontraban saludando en la puerta de la casa de uno de ellos, en calle Orán y Pringles de Ituzaingó norte.

En ese momento, tres delincuentes armados que llegaron en un auto Peugeot 408 blanco los sorprendieron con fines de robo. Una la de las víctimas estaba arriba de su moto marca Honda 250 en marcha y listo para irse, por lo que uno de los asaltantes la sustrajo junto a un casco, una mochila, teléfonos celulares y documentación.

El robo fue denunciado por los jóvenes al 911 pero comenzaron a buscar a los ladrones por sus propios medios y cuando lograron localizar al auto de similares características volvieron alertar a un patrullero que se cruzaron en el camino en la zona de Autopista del Oeste y la calle José María Paz.

El móvil los interceptó frente a una estación de servicio, por lo que los policías del Comando de Patrulla de Ituzaingó requisaron el vehículo y encontraron algunos de los valores robados a los amigos.

Uno de los sospechosos, de 28 años, desempeña sus tareas en la policía bonaerense de San Miguel, mientras que su novia, de 27, pertenece a la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

En tanto, la moto robada no había sido encontrada hasta esta mañana, ni tampoco se pudo detener al tercer involucrado.

El juez Ricardo Fraga ordenó este sábado su libertad al considerar que hasta el momento no hubo suficiente pruebas para acreditar las participaciones de los involucrados.

Aunque la fiscal Gabriel Millán, a cargo de la investigación, sostuvo que los acusados tienen “indicios graves y concordantes de peso” en la causa para sigan detenidos, el magistrado no dio lugar a su pedido por “falta de mérito”. Mientras dure la investigación, la pareja de policías no podrá desempeñar su tarea policial.

Fuente: Télam.